Un Igea conciliador confirma el refuerzo económico de la Junta a la Seminci de Valladolid

A los 144.000 euros concedidos, finalmente la Consejería de Cultura y Turismo destinará 50.000 euros más para llegar a los 194.000 de anteriores ediciones.

La Junta de Castilla y León recuperará el importe de la subvención que concede a la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), que en años anteriores era de 194.000 euros y que para este ejercicio se había previsto una rebaja de 50.000 euros por parte del anterior Ejecutivo.

 

De esta forma, tal rebaja no se llegará a producir y el importe de la subvención que recibe el festival por parte de la Consejería de Cultura y Turismo se mantendrá en esos 194.000 euros, según han desvelado en la tarde de este miércoles el propio consejero, Javier Ortega, y el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea.

 

Según ha explicado Igea, ésta era una de las cuestiones que el Gobierno de Castilla y León quería haber tratado y anunciado conjuntamente con el Ayuntamiento de Valladolid en la reunión prevista para el martes y que finalmente se desconvocó por la negativa a acudir del alcalde, Óscar Puente, ante la anunciada presencia del vicepresidente en la misma.

 

En cualquier caso, la Junta ha convocado al Consistorio la próxima semana para una nueva reunión, en principio con la concejal de Cultura y Turismo, Ana Redondo, si bien Francisco Igea ha subrayado que "sería un placer" que acudiera el propio Puente.

 

Entre los temas de políticas culturales que está previsto tratar en esta reunión está también el centenario por el nacimiento de Miguel Delibes, en el que la Junta está "dispuesta a colaborar" con el Ayuntamiento por tratarse de "una de las grandes glorias de la literatura en castellano", además de ser un evento de interés "regional y nacional".

 

DISCULPAS

 

En cuanto al "incidente" de la malograda reunión con Puente, Francisco Igea ha pedido "disculpas" a los vallisoletanos y ha reconocido que el martes, cuando acusó al alcalde de comportarse como "un chulo de bar", no tuvo su día "más afortunado", tras lo que ha abogado por distinguir al alcalde como representante institucional de la persona que desempeña el cargo, si bien ha advertido de que el Gobierno regional "no se mueve por amenazas ni desplantes".

 

Asimismo, ha insistido en que los detalles de la reunión respecto a quién acudiría a ella y cómo se comunicaría lo tratado a la prensa los conocían las partes "desde la semana pasada" sin que el alcalde anunciara su atención de no acudir hasta el mismo día por la mañana.

 

En este sentido, ha rechazado las dudas planteadas sobre este extremo y ha asegurado que no puede "tolerar que se ponga en cuestión la palabra ni la profesionalidad de las personas que trabajan en esta Consejería". "Si no quería venir, tuvo todos los días del mundo para decirlo", ha insistido en alusión al alcalde vallisoletano, a lo que ha añadido en que si el problema era la presencia de Igea podía haberlo llamado.

 

En cualquier caso, ha advertido de que "ninguno habría entendido" que si en lugar del vicepresidente hubiera ido a la reunión el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, el alcalde no hubiese acudido a la misma.

 

Asimismo, ha recordado que la Junta es "la casa de todos los ciudadanos de Castilla y León" y por la representación que de ellos ejerce, "hay que tenerle respeto institucional". "Por esa representación exijo al alcalde que se comporte con educación", ha recalcado Igea, que se ha mostrado dispuesto a una "relación normal" con el regidor como la que mantiene "con todos los alcaldes y presidentes de diputación". "Dos no bailan si uno no quiere, pero nosotros sí queremos".

 

Por lo que se refiere a las palabras de Puente en las que se planteó dejar a la Junta fuera del Patronato de Seminci si se confirmaba la reducción de la aportación autonómica al festival, Igea ha señalado que "algunas cosas se comentan solas" y no tiene intención de "reaccionar a cada comentario u órdago", por lo que ha preferido por "no dar ni siquiera por oídas" esas declaraciones.

 

No obstante, sí ha manifestado que se encuentran "contentos" en el Patronato por su "importancia" para la Cultura de Castilla y León y la "marca" que supone Seminci para la Comunidad, aunque ha reconocido que la única contraprestación que obtiene la Junta de estar en él es un palco reservado para las proyecciones, el cual tiene previsto ceder a la Red Pajarillos para que pueda hacer uso de él.

 

"FUEGOS DE ARTIFICIO"

 

Por su parte, Javier Ortega ha asegurado que "al margen de estos fuegos de artificio" la relación de la Consejería con el Ayuntamiento es "buena" y existe "muchísima sintonía" en "muchísimos aspectos", lo que ha ejemplificado en las conversaciones mantenidas entre ambas administraciones para tratar distintas propuestas como la celebración de una gira de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL) por la India promovida por la Casa de la India en Valladolid o el apoyo de la Consejería a la candidatura de la capital para ser Ciudad Creativa de la Unesco en materia de cine.

 

Como prueba de esa cordialidad, el consejero ha citado de manera anecdótica una broma mantenida con Puente en la que le pidió que no le tratara "con ira y fuego" como en la película 'Gladiator', tras lo que ha lamentado la polémica porque "al final es lo que llega al ciudadano".

 

En cualquier caso, ha rechazado que la presencia de Francisco Igea supusiera una tutela a su labor, sino una muestra de la importancia que la Junta concede a Valladolid y la Seminci. "No me siento como un muñeco de José Luis Moreno", ha ironizado.

 

Según ha explicado Ortega, el planteamiento de la Junta es incrementar el apoyo económico de forma progresiva, con el objetivo de que Seminci tenga presencia "en toda la Comunidad" a través de su red de centros culturales (museos, archivos y bibliotecas), mediante una programación cultural que refuerce y amplíe la difusión del festival.

 

Esta línea de trabajo se enmarcaría a su vez en la estrategia que desde la Consejería se ha fijado en la presente legislatura para dotar a sus centros culturales, en las nueve provincias, de una programación de calidad y accesible, para que se conviertan "en el referente cultural para los ciudadanos".

 

Precisamente este miércoles, el consejero de Cultura ha visitado el Museo de Valladolid, en el Palacio Fabio Nelli, la Biblioteca de Castilla y León y el Archivo General de Castilla y León, en el Palacio Butrón, dentro del periplo que está realizando por todas las provincias para conocer la realidad de cada uno de los centros.

 

OTRAS APORTACIONES

 

A esta dotación económica anunciada se añadirán otras aportaciones a la Semana Internacional de Cine en las que colabora la Consejería de Cultura y Turismo, algunas de ellas ya consolidadas, como la proyección-concierto de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, a la que asistió la Reina Letizia en la pasada edición.

 

En esta ocasión, la OSCyL pondrá música a la película 'Tiempos Modernos', de Charles Chaplin, bajo la dirección de Rubén Gimeno. El presupuesto previsto para el concierto, que tendrá lugar el 25 de octubre, es de 9.000 euros.

 

La colaboración de la Junta también llega a la sección de la Miniminci, con la proyección de películas para escolares de centros de la Comunidad, en el Centro Cultural Miguel Delibes, y con la organización del Día del Audiovisual, el 21 de octubre. El objetivo de estas jornadas es hacer balance de la situación del sector y presentar algunas de las iniciativas de la Consejería para apoyarlo y fomentarlo.

 

Precisamente, este objetivo coincide con una de las cien medidas recogidas en el acuerdo de gobernabilidad, entre el Partido Popular y Ciudadanos, que recoge la necesidad de poner en valor el sector audiovisual en la Comunidad.

Noticias relacionadas