Un hombre en Valladolid cuelga todos los días una bandera de España de seis metros durante los aplausos de las 8

De manera puntual la extiende unos minutos antes de la hora y la recoge al concluir, un gesto que también aplauden varios vecinos de la zona de la Bajada de la Libertad

Puede verse desde hace unos cuantos días. Con tranquilidad, ni corto ni perezoso. Se trata de un piso que hace esquina entre la calle de Cánovas del Castillo y la Bajada de la Libertad, tocando con la Plaza de Fuente Dorada. Unos minutos antes de las ocho de la tarde, una enorme bandera de España de seis metros por tres de ancho cuelga hacia el lado de la Bajada de la Libertad. El reloj da el aviso y comienza el ritual.

 

Aplausos sanitarios y aplausos de la gente que se encuentra en el edificio de enfrente al gesto del joven vecino. Concretamente en este Miércoles Santo la temperatura acompañaba y, al contrario que en estas pasadas jornadas, seguía luciendo el sol. Más ánimos todavía para el desconocido.

 

Llega un punto que, transcurridos unos minutos, la ciudadanía de Valladolid decide poner fin al reconocimiento a todos los sanitarios y protagonistas velados durante esta crisis sanitaria del coronavirus. Todos adentro. Momento de recoger el enorme banderón de España, con calma, sin ninguna prisa, pero sin pausa. Mañana será otro día para volver a lucirla.

El hombre, con su bandera de España en la Bajada de la Libertad. JUAN POSTIGO