Un hombre condenado a 22 años de cárcel por robar... ¡un mano a distancia!

Eric Bramwell, un hombre de 35 años procedente de Chicago, ha sido condenado a 22 años de cárcel después de robar un mando a distancia en un complejo de apartamentos de Wheaton, Illinois.

El hombre fue declarado culpable y condenado a cárcel debido a sus antecedentes criminales, según recoge el diario Chicago Tribune.

 

Las autoridades alegan que Bramweel entró en la zona residencial en agosto de 2015 y robó el mando a distancia. Allí se encontró un guante del que se recogió una muestra de ADN que le incriminó porque ya estaba en una base de datos de detenidos.

 

El fiscal alegó además que Bramwell ya había cometido robos similares en otros apartamentos de zonas residenciales cercanas. "La actividad ilegal y el historial del señor Bramwell han acabado con él", señalan.