Un hermano del acusado del crimen de Parquesol subraya la vinculación afectiva del detenido con su madre

Uno de los hermanos de César F.M, el vecino del barrio vallisoletano de Parquesol acusado de la muerte de su madre a finales de enero, ha destacado este jueves ante el juez del caso la vinculación afectiva que existía entre el detenido y la víctima.

 

Durante su comparecencia a lo largo de más de una hora en el Juzgado de Instrucción número 2 de Valladolid, Mario F.M, ha sido interpelado sobre las relaciones existentes entre el detenido y la víctima y, en la línea de lo manifestado anteriormente por otros miembros de la familia, ha confirmado la buena relación que el acusado mantenía con la madre, Sacramento M, de 73 años, a la que quería por encima de todo.

 

El testigo, quien al igual que su hermano mayor figura en la causa como acusación particular contra su hermano pequeño, también ha confirmado los problemas psiquiátricos que padecía el presunto autor del crimen y el deterioro físico de la progenitora.

 

La defensora del detenido, en declaraciones a Europa Press, sigue negando la comisión de delito de asesinato u homicidio alguno y alega la existencia de un "pacto" entre su patrocinado y su madre para colaborar en el suicidio de ésta ante los graves padecimientos físicos de la septuagenaria, como así hizo finalmente en el domicilio ubicado en el número 15 de la calle Federico Landrove Moiño.

 

Aún faltan por completarse tanto el informe de autopsia sobre las causas de la muerte de la anciana como sobre el estado mental del presunto responsable.

 

Tras el óbito de la madre, el detenido viajó el 31 de enero hasta Benidorm y se alojó en el Hotel Bali, donde protagonizó un fallido intento de suicidio mediante la ingesta de pastillas. Allí confesó entonces que había acabado con la vida de su madre.

 

El acusado sigue en situación de prisión provisional ingresado en el Centro Penitenciario de Valladolid, primero en Enfermería, inicialmente vigilado entonces para evitar un posible suicidio, y ahora en el Módulo 4.

 

El hombre está investigado en una causa abierta por homicidio, aunque la calificación definitiva del delito que finalmente se le impute dependerá del resultado que arrojen las diligencias que se practiquen durante la instrucción.