Un fotógrafo vallisoletano gana un concurso a nivel internacional con su imagen ‘Salta de alegría’

'Jump for joy'

Se trata de José Luis Méndez, que el pasado martes logró este éxito dentro de una red de camarógrafos con sede en Dubái.

Valladolid y la fotografía siempre han estado muy ligados. Los paisajes de la capital y provincia dejan instantáneas de gran calidad y belleza. Aunque José Luis Méndez tuvo que salir hace años rumbo a Tenerife, cuyos rincones son para él un estudio al natural.

 

Este fotógrafo nació en El Bierzo, pero se crió en Valladolid, donde estuvo viviendo hasta los 29 años. Continúa cosechando éxitos, tras ganar varios premios en 2017. Ahora, para empezar el 2018, su guion de galardones no ha variado, ya que el pasado martes, 9 de enero, por la mañana recibió la noticia de que había ganado otro concurso.

 

Méndez presenta sus imágenes en concursos que están bajo una misma rama, la de una red de fotógrafos a nivel internacional, con sede en Dubái. En esta ocasión, su instantánea ‘Jump for joy’ (‘Salta de alegría’). “Es graciosa y a la vez espectacular, con un salto tan difícil”, explicó su autor.

 

Tomó la imagen en la Playa de las Teresitas, en Santa Cruz de Tenerife, en 2016. Para él, fue “una sorpresa interesante” el galardón porque “no esperaba ganar dos seguidos en tan poco tiempo”.

 

El premio consiste en 100 dólares para comprar material fotográfico en Amazon Estados Unidos. Curiosamente, cuando ganó el anterior concurso gracias a su imagen ‘Colours of Spain’ (‘Colores de España’) recibió el mismo obsequio, pero no ha podido canjearlo por problemas con el envío. “Pedí una tarjeta de 64GB. Ahora juntaré los dos cheques. No sé si coger un flash nuevo, un equipo articulado profesional o la tarjeta.

 

'Colours of Spain'

 

El fotógrafo reconoció que tiene miles de instantáneas, pero “las más artísticas son cientos”. Estas las utiliza para vender “a clientes, a agencias internacionales”. Respecto a los concursos, explicó que si le “encaja el tema”, siempre se presenta. “Son muy variados y a lo mejor hay uno cado una o dos semanas”, comentó.

 

Lamentablemente para él, no ha podido fotografiar la nieve caída recientemente en Valladolid, ya que lleva varios años sin poder visitar la ciudad donde creció. Allí tiene el Teide y el bosque de Laurisilva, donde el clima podría asemejarse más a Valladolid y la región. De hecho, en pleno mes de agosto vivió una bonita experiencia en el segundo de esos lugares: “Estaba todo tupido de blanco, como si estuviera en León, con una niebla densa.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: