Actualizado 20:53 CET Versión escritorio
Valladolid

Un estudio desvela que 4 de cada 10 vallisoletanos no cambia su vehículo hasta que no cumple los 10 años

La principal razón es por avería (53%), seguida muy de lejos por el cambio a un vehículo más sostenible (15%)

Publicado el 14.12.2019

Las principales conclusiones de la VI Radiografía de los Hábitos de Movilidad de los españoles realizada por el Foro de Movilidad promovido por Alphabet, compañía de renting, gestión de flotas y movilidad corporativa, reflejan que un 47% de los vallisoletanos que disponen de vehículo (ya sea coche o moto) lo siguen considerando imprescindible para su movilidad. Sin embargo, no existe aún una conciencia de sostenibilidad arraigada en cuanto a su renovación, ya que el 43% de los que cuentan con vehículo propio afirma renovarlo a partir de los 10 años, siendo la obsolescencia mecánica  la principal causa y no la medioambiental.

 

La VI Radiografía de los Hábitos de Movilidad de los españoles, realizada por el Foro de Movilidad de Alphabet, analiza aspectos como los desplazamientos habituales por la ciudad, el uso del vehículo y la periodicidad a la hora de cambiarlo, las nuevas formas de movilidad, la opinión de los españoles sobre las medidas y protocolos de restricción al tráfico, y las tendencias de cara al futuro.

 

En palabras de Rocío Carrascosa, CEO de Alphabet y directora del Foro de Movilidad, “el coche seguirá siendo un medio de transporte clave para nuestros desplazamientos. La industria está avanzando con rapidez con la incorporación de nuevas tecnologías, pero es imprescindible un tiempo de adaptación más extenso del deseable". 

 

En paralelo a esta adaptación, el parque de automóviles sigue envejeciendo. Un 43% de los vehículos turismos, que circulan por nuestras carreteras tienen de media más de 12 años, y de 15 años en el caso de las furgonetas. El nivel de emisiones de estos vehículos tan antiguos, impacta muy negativamente en  la calidad del aire de nuestras ciudades, y además suponen un mayor riesgo para la seguridad vial en general.

 

Según la DGT en 2018, la antigüedad media de los vehículos implicados en accidentes mortales se sitúa en 12 años para los turismos y de 10,1 para las furgonetas. Por todo ello, es importante y urgente poner en marcha medidas inmediatas que fomenten y favorezcan la renovación de nuestro parque con vehículos de última generación mucho más sostenibles y responsables con el medio ambiente, así como mucho más seguros para los conductores y acompañantes.

 

Nuestra forma de desplazarnos

 

El automóvil sigue siendo con diferencia el medio de transporte más utilizado por los vallisoletanos para realizar sus desplazamientos habituales (65%), seguido del autobús (43%).

 

Además, los ciudadanos de Valladolid cada vez caminan más para desplazarse de un lugar a otro, concretamente un 72% afirma hacerlo habitualmente, un 16% más que el año anterior.

 

La razón principal por la que se desplazan de una forma u otra es la comodidad (39,5%), seguido por el hábito saludable de caminar (25%) y el ahorro (15%). Si nos centramos en aquellos encuestados que tienen el vehículo en propiedad (ya sea coche o moto), al 47% de los vallisoletanos les resulta imprescindible para sus desplazamientos habituales.

 

Sostenibilidad ¿tendencia u obligación?

 

Un 43% de los encuestados que dispone de vehículo afirma renovarlo a partir de los 10 años, seguido de un 19% que lo hace entre los 8 y 10 años. Los principales motivos por los que cambiarían su vehículo son, en primer lugar, la obsolescencia mecánica, (53%), seguido de la sostenibilidad, es decir, que disponga de la etiqueta “Cero” o “ECO” (15%).

 

Si tuvieran que adquirir un coche en este momento, el 46,5% de los vallisoletanos elegiría un híbrido, seguido de un gasolina (25%) y un diésel (14%). El eléctrico ocuparía la cuarta posición con un 10%.

 

En referencia al vehículo eléctrico, tan sólo el 2% de los conductores de Valladolid lo utiliza o lo ha utilizado alguna vez, sin embargo, a un 73% de los encuestados que aún no lo han utilizado, sí les gustaría hacerlo. Las ventajas que le encuentran son su escasa emisión de gases contaminantes o la posibilidad de quedar exentos ante cualquier restricción de tráfico. No obstante, identifican como principales barreras su poca autonomía, la escasez de puntos de recarga o su coste de adquisición.

 

En cuanto al impacto medioambiental, un 43% de los vallisoletanos piensa que un vehículo diésel es menos contaminante que uno de gasolina, siendo ambos nuevos. En lo relacionado a los distintivos ambientales, el 34% de los habitantes de la ciudad vallisoletana afirma no conocerlos.

 

El impacto de la contaminación en nuestras ciudades está influyendo en las políticas de movilidad. Así, a la hora de elegir las normativas más eficaces aplicables ante un protocolo de contaminación, el 57% de los encuestados reconoce estar a favor de restringir la circulación en función del distintivo ambiental. Otras de las medidas con mayor respaldo son prohibir el estacionamiento de vehículos en el interior de las ciudades (41%) o reducir la velocidad (34%).

 

Si hablamos de las medidas más respaldadas para favorecer la calidad del aire de las ciudades, un 75% de los vallisoletanos estaría a favor de promover ayudas para fomentar el transporte público, seguido de la construcción de más parkings disuasorios (53%) o sancionar a los vehículos más contaminantes (26%).

 

Tendencias de movilidad

 

Las nuevas tecnologías siguen teniendo un papel clave en nuestra movilidad. De hecho, un 44% de los conductores vallisoletanos admite utilizar el móvil o Smartphone al volante. Pero no siempre se hace un uso correcto del mismo, ya que el 4% de estos reconoce utilizarlo tanto para escribir mensajes instantáneos (Whatsapp) como para consultar y responder correos electrónicos.

 

Al preguntarles si estarían a favor de la movilidad autónoma, un 64% respondió afirmativamente, un 29% más que el año anterior. De ellos, el 57% confiaría en el nivel máximo de autonomía (es decir, que el vehículo conduzca por sí solo y sin necesidad de ningún tipo de intervención humana). No obstante, y, aunque la comodidad a la hora de aparcar y el ahorro de tiempo son los beneficios más claros para ellos respecto a este tipo de movilidad, encuentran desventajas como la falta de adaptación de las ciudades, el precio elevado de este tipo de vehículos, o la falta de confianza en la tecnología.

 

En cuanto al coche compartido (es decir, desde compartirlo con la familia, amigos y compañeros de trabajo, hasta la utilización de servicios ofrecidos por compañías especializadas), el 25% de los vallisoletanos admite utilizarlo o haberlo utilizado alguna vez, siendo los jóvenes de entre 18-30 años los que más comparten. El ahorro sigue siendo la razón más habitual por la que se comparte coche, con un 61%, seguido de la comodidad (21%) y la ecología (18,5%).

 

Si hablamos de micromovilidad, tan solo un 6% de los encuestados afirma utilizar estos tipos de transporte, siendo Valladolid la ciudad de España en la que menos se utiliza este tipo de movilidad. Además, un 79,5% de los vallisoletanos piensa que la convivencia entre peatones y vehículos en su ciudad no está adaptada a estos nuevos medios de transporte. A la hora de utilizar el servicio de bicisharing en la ciudad, un 95% de los encuestados admite no utilizarlo.

COMENTARComentarios

  • #5 mierda podemos

    15/12/2019 16:45

    Yo me lo compro si me lo subvenciona el coletas de su sueldo y su mafia
  • #4 histeria colectiva

    15/12/2019 11:03

    A los políticos (y otros) les ha entrado una histeria colectiva con la contaminación de los coches. Oigan, que con lo que han hecho hasta ahora, ya es suficiente: tenemos los vehículos nuevos con menores niveles de emisión del planeta. No hacen falta más prohibiciones histéricas: no se evita el cambio climático ni eliminando todo el tráfico rodado. Y no hay vehículo sostenible; todos contaminan, más o menos. Y lo que contamina un coche. o un millón de ellos, es poco comparado con "otras cosas" como buques, aviones, centrales térmicas, calefacciones, etc. Esa obsesión con lo que sale del tubo de escape de UN solo coche es: enfermiza, oportunista, desinformada, inútil, caradura, demagógica, etc. Ideología barata: cebarse con el vehículo particular, y pensar que toda la culpa es suya. PD: no nos sobra dinero para cambiar el coche antes, qué más quisiéramos muchos. Obvio, ¿verdad? Pues algunos deberían decir menos gilipolleces al respecto.
  • #3 perico de los palotes

    15/12/2019 10:29

    A ver quien se compra un coche ahora sin saber si en unos años va a poder circular en las ciudades con el.
  • #2 Yo

    15/12/2019 07:46

    En ese estudio debería también decir que los sueldos de este país son de vergüenza y es una causa por la que se renuevan los coches con tantos años. También que las baterías de los eléctricos cuando haya que cambiarlas contaminaran más que los diésel y gasolina juntos
  • #6 Consumismo y más consumismo

    18/12/2019 00:30

    Mi coche va a hacer 10 años en Febrero y no pienso cambiarlo. Está impecable. Vayanse a la m.
  • #1 Consuegro

    15/12/2019 06:56

    El currito no puede cambiar de coche como lo pueden hacer los cuatro señoritos del PSOE que no han trabajado en su vida y hacen leyes restrictivaa, contra el diesel y declaraciones poco realistas como las de Sánchez, Maroto y sobre todo Puente. Si no quieren usar el coche, que vayan andando pero que dejen al ciudadano en paz que ya bastantes impuestos para por ello.