Cyl dots mini

Un estudiante vallisoletano opta a entrar en 'La Meca' de la gastronomía

Carlos Miguel Casado Calzada buscará una beca junto a otros 29 jóvenes para poder formarse en el El Celler de Can Roca, el restaurante gerundense, uno de los más apreciados del mundo.

BBVA y los hermanos Roca han anunciado a los 30 finalistas de las Becas BBVA-El Celler de Can Roca. El estudiante vallisoletano Carlos Miguel Casado Calzada tendrá la oportunidad de mostrar su ingenio y creatividad junto a otras jóvenes promesas de la cocina y la hostelería de todo el territorio nacional durante la final en Girona. Todos ellos optan a un programa formativo que pone foco en la innovación y la sostenibilidad, y que les ayudará a adquirir competencias necesarias para generar una experiencia que sorprenda al cliente.

 

El proyecto conjunto de BBVA y El Celler de Can Roca ha evolucionado hacia un plan formativo que promueve la importancia de la innovación continua y de la responsabilidad con el entorno, claves para desarrollar nuevos productos y servicios que proporcionen la mejor experiencia con el cliente. Esta formación se materializará en siete becas de cocina y tres de especialista en sala a jóvenes promesas de la hostelería, que durante cuatro meses aprenderán de la mano de los hermanos Roca y el equipo de El Celler.

 

Los 30 finalistas, entre los que se encuentra Casado Calzada, que optará a las becas de cocina, participarán en la final los próximos días 10 y 11 de diciembre. Allí tendrán que demostrar su talento, destreza y creatividad ante un jurado de excepción formado por Joan, Josep y Jordi Roca, y parte del equipo de El Celler.

 

La final se celebrará en Mas Marroch, el espacio de eventos de los hermanos Roca en Girona. Se desarrollará en dos sesiones en las que los aspirantes deberán mostrar su mejor versión para convertirse en ganadores de una de las becas. A través de dinámicas lideradas por el equipo de innovación de El Celler, mostrarán, en primer lugar, sus habilidades para el trabajo en equipo, así como su proactividad y espíritu de superación. La segunda sesión consistirá en dos pruebas específicas, una para los candidatos a las becas de cocina y otra para los de sala.

 

Los 21 finalistas que optan a las siete becas de cocina dispondrán de tres horas para demostrar su talento y originalidad en la cocina, con la preparación de una receta propia basada en su historia y experiencia personal.

 

Por su parte, los nueve aspirantes a una de las becas de especialista en sala también podrán mostrar su destreza y habilidad con la preparación y servicio de una mesa.

 

Con todo, los hermanos Roca y el resto del jurado elegirán a los 10 ganadores de las becas, que tendrán la oportunidad de vivir una experiencia de cuatro meses en El Celler de Can Roca.

 

Los 30 jóvenes que participan en la final han sido seleccionados de entre 393 candidatos, estudiantes de hostelería de último curso de una escuela oficial. Para ello, se ha valorado el expediente académico, la experiencia profesional y la creatividad de los aspirantes, en un vídeo de presentación.