Un estudiante de la UVa obtiene el primer premio del Concurso de Estudiantes de Doctorado 'José María Ferrero Corral'

Un edificio de la Universidad de Valladolid. TRIBUNA

El estudio se centra en determinar las alteraciones que el síndrome de la apnea-hipopnea del sueño provoca en la actividad cerebral de los niños

El estudiante de Doctorado de la Universidad de Valladolid (UVA) Adrián Martín Montero ha sido galardonado con el primer premio del Concurso de Estudiantes de Doctorado 'José María Ferrero Corral' desarrollado en el XXXVI Congreso Anual de la Sociedad Española de Ingeniería Biomédica (CASEIB 2018).

 

El premio ha sido otorgado gracias al estudio 'Caracterización de la apnea del sueño infantil mediante nuevas bandas espectrales del EEG', que se centra en determinar las alteraciones que el síndrome de la apnea-hipopnea del sueño provoca en la actividad cerebral de los niños.

 

El congreso, organizado cada año por la Sociedad Española de Ingeniería Biomédica (SEIB), ha sido celebrado en Ciudad Real entre los días 21 y 23 de noviembre de 2018, y ha contado en la final con estudiantes de doctorado procedentes de grupos de investigación del Centro Tecnológico CEIT-IK4 de San Sebastián, de la Universidad Carlos III de Madrid, la Universidad Politécnica de Valencia, la Universidad del País Vasco y la Universidad de Valladolid.

 

Adrián Martín Montero forma parte del Grupo de Ingeniería Biomédica (GIB) de la Universidad de Valladolid y está matriculado en el programa de Doctorado en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, cuya tesis está dirigida por el catedrático Roberto Hornero Sánchez y el doctor Gonzalo César Gutiérrez Tobal.

 

El trabajo presentado, que ha desarrollado en colaboración con los doctores David Gozal de la School of Medicine de la Universidad de Missouri y Félix del Campo, jefe del servicio de Neumología del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, pretende estudiar si la actividad cerebral se comporta de forma diferente en los niños que no padecen apnea del sueño con respecto a niños con distinto grado de severidad de la enfermedad.

 

El objetivo final de la investigación es descubrir cómo afectan esas alteraciones a la capacidad cognitiva de los niños, relacionando las diferencias observadas con los resultados obtenidos por los sujetos en diversos test neurocognitivos.