Un estudiante de la UVA consigue la beca Vulcanus para Japón
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Un estudiante de la UVA consigue la beca Vulcanus para Japón

Realizará un año de prácticas, desde septiembre de 2018 a agosto de 2019, en la empresa japonesa Hitachi Research&Development.

El alumno del Grado en Ingeniería en Electrónica Industrial y Automática en la Escuela de Ingenierías Industriales de la Universidad de Valladolid, Juan Rodrigo García Alcubilla ha logrado una beca Vulcanus para realizar un año de prácticas, desde septiembre de 2018 a agosto de 2019, en la empresa japonesa Hitachi Research&Development.

 

Será uno de los cerca de 30 afortunados que cada año obtiene una beca de estas características, financiada por la empresa japonesa de acogida y el Centro Unión Europea-Japón para la Cooperación Industrial (empresa asociada cofinanciada por la Comisión Europea y por el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón).

 

El número de solicitudes varía cada año, pero suele rondar las 800, y posteriormente son preseleccionados alrededor de 150, de los cuales pasan la criba entre 20 y 30 estudiantes, según informan fuentes de la UVA.

 

ESTUDIANDO EN AUSTRIA

La concesión de la beca Vulcanus le ha sido notificada mientras desarrolla su trabajo fin de grado en University of Applied Sciences Technikum de Viena (Austria), gracias a una beca Erasmus, lugar en el que permanecerá hasta el mes de julio. Pero ya en septiembre tendrá que partir hasta Japón para disfrutar de esta beca, país en donde permanecerá durante doce meses.

 

El programa Vulcanus in Japan permite a los estudiantes de la Unión Europea de las ramas de Ciencias e Ingenierías realizar prácticas en empresas japonesas y para ello deben estar matriculados en cuarto año de grado o máster o doctorado en una universidad de la Unión Europea.

 

Los objetivos del programa son estudiar la gama de tecnologías más avanzadas utilizadas por una empresa japonesa líder, aprender japonés así como apreciar y comprender la cultura japonesa y labrarse un buen futuro profesional al entrar en contacto con profesionales y empresas japonesas.

 

Los candidatos son seleccionados en base a su expediente y resultados académicos, a las cartas de recomendación de profesores que avalan su candidatura, a sus conocimientos de inglés, a su motivación y actitud frente a las relaciones Unión Europea-Japón y a su capacidad de adaptación.

 

Los estudiantes reciben una beca de 1.900.000 yenes, aproximadamente, equivalente a 14.500 euros destinada al viaje de ida y vuelta y los gastos básicos de manutención en Japón. Son alojados por la empresa que les acoge durante doce meses, mientras que los cursos de idiomas y el seminario corren a cargo del Centro Unión Europea-Japón.