Un espectacular rayo está a punto de dar un susto a los jugadores del Parquesol
Cyl dots mini

Un espectacular rayo está a punto de dar un susto a los jugadores del Parquesol

La fuerte tormenta ha causado serios problemas en la capital, con cortes de luz y despredimientos de cascotes.

Valladolid ha sufrido en la tarde de este viernes una fuerte tormenta en la que el agua, el viento y los truenos fueron han causado múltiples problemas. Estos últimos sobretodo provoacado caída de cascotes, cortes de luz y han estado cerca de provocar una tragedia.

 

La tormenta ha pillado desprevenidos a los jugadores del CD Parquesol que se encontraban entrenando en los campos del José Luis Saso y tal y como se aprecia en el video cedido por Rubén Ortega, un rayo ha llegado a tomar tierra en una de las porterias segundos después de que el último de los jugadores hubiera pasado por esa zona.

 

De igual modo la Policía Municipal de Valladolid ha recogido a una cigüeña incapaz de volar tras quedar empapada por la tormenta y las fuertes lluvias que se han registrado en la capital vallisoletana en la tarde de este viernes.

 

Los agentes encontraron al ave en la calle Paraíso y, tras constatar que le era imposible volar, la envolvieron en una manta antes de trasladarla al Centro de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS), según ha informado la Policía Local a través de su perfil de Twitter.

 

La tormenta ha provocado también el corte de la calle Macías Picavea, en el centro de la ciudad, debido al desprendimiento de parte de un balcón, situado en el número 13 de la céntrica vía, tras la intensa tormenta que ha asolado la ciudad en la noche de este viernes.

 

Se trata, según han informado los Bomberos a Europa Press, de uno de los balcones más antiguos de la calle, lo cual ha provocado la caída de varios cascotes de la fachada y el consecuente corte de la calle por parte de la Policía Municipal.

 

Asimismo, se ha requerido la intervención de los Bomberos en las calles Núñez de Arce, Gloria Fuertes y Juan Carlos I, donde las fuertes lluvias habían generado balsas de agua.