Un equipo de la UVa desarrolla un sistema para quitar compuestos como el ibuprofeno de lodos de depuradora
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

Un equipo de la UVa desarrolla un sistema para quitar compuestos como el ibuprofeno de lodos de depuradora

Desde la Universidad de Valladolid aseguran que la contaminación química representa uno de los problemas sanitarios más importantes a los que la sociedad se enfrenta en los próximos años

Un equipo de investigadores del departamento de Química Analítica de la Universidad de Valladolid (UVa), liderado por Sara Isabel Pérez Elvira, han desarrollado un nuevo método analítico para eliminar, identificar y cuantificar la presencia y concentración de contaminantes emergentes como el ibuprofeno o el ácido salicílico de los lodos generados en las plantas de tratamiento de aguas residuales.

 

Una amplia gama de productos químicos de uso diario, como medicamentos, cosméticos, fragancias, productos de limpieza y hormonas sintéticas o naturales son considerados por la Unión Europea como “contaminantes emergentes”, según la UVa.

 

Estos compuestos tienen funciones anti-inflamatorias, anti-sépticas, bactericidas y disruptoras endocrinas. Si bien es cierto que por el momento este tipo de sustancias no están incluidas dentro de los programas de seguimiento sistemático de la Comisión Europea, forman parte de las líneas prioritarias de investigación de los organismos dedicados a la protección de la salud pública y ambiental como la Organización Mundial de la Salud, la Agencia de Protección Ambiental o la propia Comisión. 

 

“Hormonas, detergentes y los productos de cuidado personal al final terminan en las aguas residuales. Y si bien se ha estudiado que estos compuestos en las depuradoras desaparecen, si no llegan a los ríos es porque acaban concentrándose en los vertidos sólidos, en los lodos, que se utilizan posteriormente con fines agrícolas", explicó Pérez. 

 

La investigadora apuntó que la contaminación química representa uno de los problemas sanitarios más importantes a los que la sociedad se enfrenta en los próximos años, y agregó que hasta hace poco tiempo pasaba desapercibida, es un proceso cíclico que afecta a todo tipo de entornos (aire, agua y suelo) y también a los seres vivos. 

 

Este trabajo, publicado en la revista científica ‘Chemosphere’, forma parte de la línea de investigación ‘Hidrólisis térmica de lodos. Integración eficiente de agua, energía y agricultura’, que el equipo de Pérez Elvira, puso en marcha dentro del proyecto ‘RETOs’ del Ministerio de Ciencia e Innovación. Esta línea de investigación tiene como objetivo optimizar el aprovechamiento energético y agronómico de los lodos que se generan en las estaciones depuradoras de aguas residuales.

 

La UVa explicó que la actividad principal de las estaciones depuradoras de aguas residuales es eliminar los contaminantes de las aguas que posteriormente pasarán a ser consumibles por el ser humano. En estas depuradoras el agua es tratada mediante procesos físico-químicos y biológicos para eliminar los contaminantes no deseados.

 

Asimismo, añadió que como resultado de este proceso, aparecen los denominados lodos de depuradora, que son la corriente resultante donde se concentra la contaminación y de donde, hasta ahora, era muy difícil de eliminar.

 

Estos lodos resultantes son utilizados a nivel mundial con fines agrícolas ya que se acaban trasformando en biosólidos finales que se emplean como fertilizantes. Al respecto, la investigadora principal precisó que desde la Comisión Europea se incentiva que todos estos lodos tengan usos agrícolas. 

 

“Al final lo que estamos consiguiendo es que esos lodos con ‘contaminantes emergentes’, con su mayor o menor grado de perjuicio potencial, sean empleados en la producción de alimentos", apostilló.