Un drama cómico sobre los valores en la familia que arranca los aplausos de la SEMINCI

Kazoku wa Tsuriayo (Maravillosa familia de Tokio) del veterano director Yoji Yamada radiografía a través de un humor inocente aunque a veces irreverente el comportamiento de una familia común.


 

El público apreció la propuesta del veterano director japonés Yoji Yamada con su Kazoku wa Tsuriayo (Maravillosa familia de Tokio), una comedia que se desarrolla en torno al drama que supone para una familia de la capital nipona que la abuela pida el divorcio a su marido.

 

El largometraje, que compite en la sección oficial de la SEMINCI 2016, radiografía las relaciones familiares y los valores de estos vínculos en Japón a través de una situación que perturba a los hijos. Todo narrado desde el punto de vista del humor, a veces un poco infantil, otras más irreverente (especialmente el papel interpretado por Isao Hashizume), que consigue desdramatizar una situación común pero siempre compleja como es el divorcio.

 

Yoji Yamada, quien ya ganó la Espiga de Oro en 2013 con 'Una familia de Tokio', vuelve al festival de Valladolid con un film agradable para los sentidos del espectador, una historia sobre lo cotidiano que hace reír durante cerca de dos horas.