Un curso pseudocientífico pone en pie de guerra al Colegio de Médicos de Valladolid
Tribuna mini Saltar publicidad
P 800x800 tribuna bonoshost ava 021220 file
Cyl dots mini

Un curso pseudocientífico pone en pie de guerra al Colegio de Médicos de Valladolid

Alfaro, durante el congreso 'Un mundo sin cáncer'. LA CAJA DE PANDORA/YOUTUBE

Los profesionales sanitarios advierten del "engaño" de Txumari Alfaro, un "charlatán" que tiene previsto impartir un taller en el que relaciona las alergias con los desamores, y celiaquía con desestructuración familiar. "Barbaridades sin fundamento" defienden los colegiados, que piden a la Junta impedir el evento.

"NO TENEMOS NADA QUE VER"

 

Desde el hotel que va a dar cobijo a este taller, el Zentral Parque de la capital vallisoletana, se desmarcan del contenido del mismo: "No tenemos nada que ver, es un alquiler de un salón pero no sabemos qué es lo que va a haber".

 

Desde el hotel explican que ellos alquilan los espacios para congresos y eventos y reconocen que poner filtros "es complicado" porque quienes reservan son empresas de eventos o agencias.

¿Se imaginan curar el cáncer sin hacer nada?¿O identificar que su alergia es consecuencia de un desamor, o de un problema familiar? Evidentemente, no es posible ni real. Pero estas son algunas de las "barbaridades sin fundamento" que a principios de junio un "charlatán" pretende impartir en Valladolid en un curso de tres días -a razón de 290 euros por participante- y que ha puesto en pie de guerra al Colegio Oficial de Médicos de Valladolid, en su lucha contra la pseudociencia, el milagroso negocio del engaño.

 

El encargado de impartir ese taller, dirigido según su web a "profesionales de la salud, terapeutas, y cualquier persona interesada en la formación" es Txumari Alfaro, predicador 'célebre' por afirmar que la terapia para curar el cáncer es no hacer nada, y además un rostro conocido ya que durante años dirigió un espacio en Televisión Española -también apareció en Antena 3 y Telecinco- alabando las bondades de las alternativas naturales en el tratamiento de enfermedades. Este curso está promovido por un espacio fundado en Valladolid que, según su descripción, ofrece "todos los recursos necesarios para que tu vida fluya". 

 

Y quien carga contra su presencia en Valladolid -y a quien pertenecen los adjetivos entrecomillados del primer párrafo- es José Luis Almudí, recién elegido presidente del Colegio Oficial de Médicos de Valladolid y decidido a luchar contra la pseudociencia al considerarla peligrosa para los pacientes, además de un fraude, ya que esas supuestas terapias carecen de evidencia científica que las avale, por lo tanto, "ni deben ser utilizados ni deben sustituir a ningún otro medio".

 

"QUEREMOS IMPEDIR CELEBRACIONES DE ESTE TIPO"

 

La nueva dirección del Colegio de Médicos busca dar continuidad a la labor realizada por sus antecesores. Y entre sus principales objetivos está el proteger a los pacientes, lo que directamente lleva a luchar contra las pseudociencias ya que son "un fraude que lleva a confusión". "Cualquier tipo de terapia no contrastada, sin evidencia científica, es un engaño para el paciente. Son un tipo de práctica de riesgo que genera falsas expectativas y hace que personas que puedan sentirse desamparadas o angustiadas por enfermedad busquen recursos alternativos abandonando sus tratamientos, perdiendo tiempo y dinero, y agravando su situación" reivindica Almudí. 

 

Por ello han presentado ante la Dirección General de Salud Pública (dependiente de la Junta de Castilla y León, la única que tiene competencia para suspender estos talleres cuando se celebran en espacios privados) un documento denunciando este curso en Valladolid y, sobre todo, asumiendo una postura clara contra las pseudoterapias en la que buscan además la unión del resto de colegios de profesionales sanitarios: "Pretendemos que todos se posicionen a nuestro lado, con algunos ya hemos tenido contacto y van a venir con nosotros". Además el presidente del Colegio de Médicos recuerda que "desde un punto de vista ético tenemos la obligación de utilizar terapias con evidencia científica; nuestro objetivo es mejorar la salud de la población y si no nos posicionamos contra la pseudociencia incumpliríamos nuestros objetivos".

 

"BARBARIDAD SIN FUNDAMENTO"

 

La polémica acompaña a Txumari Alfaro desde hace ya muchos años, y se intensificó en enero de este 2018 cuando en un congreso celebrado en Barcelona denominado 'Un mundo sin cáncer' (que posteriormente fue multado por la Generalitat) aseguró que la terapia contra esta enfermedad es "no hacer nada" y la solución es "tomar conciencia del cáncer que está sufriendo". 

 

En este taller que plantea en Valladolid Alfaro pretende desarrollar temas como "Las alergias y los desamores. Su decodificación", "La intolerancia a la leche y el conflicto de la separación de mamá", o "La intolerancia al huevo y el conflicto del miedo a perder a mi bebé" entre otras. Desde el Colegio Oficial de Médicos apuntan que "decir que estas enfermedades vienen por un trastorno de adaptación psicológico de los pacientes es una barbaridad sin fundamento" y completan: "Habla de recodificar a las personas, como si fuesen un ordenador al que pasas el antivirus".

 

Por todo ello, apelan a la Dirección General de Salud Pública para que frene este curso. "La Administración puede multar por publicidad engañosa que ponga en riesgo la salud de los pacientes" solicita Almudí, con la intención de que eso lleve a la suspensión del acto, quien también se dirige a los pacientes en esta lucha contra el fraude de las pseudociencias: "Tienen que exigir que se pongan las mejores alternativas terapéuticas, que son las científicas". Ahora, la esperanza del Colegio está en que la Junta asuma su papel como defensora del paciente, analice la documentación presentada por los Médicos, y ponga soluciones.

Comentarios

¡VÍAS FUERA! 08/05/2018 10:18 #2
(SARCASMO) Un abrazo no cura de nada, pero al menos reconforta... Algo es algo...
Fuera estafadores 07/05/2018 11:58 #1
Fuera estafadores de Valladolid. Estos charlatanes se aprovechan de la desesperación de los enfermos para hacer negocio vendiendo humo y falsas esperanzas, son unos miserables.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: