Un conductor abandona el vehículo tras un aparatoso accidente en Arco Ladrillo

@PoliciaVLL

El coche, un Megane, presentaba severos daños y además una farola estaba derribada sobre la calzada.

Un coche en mitad de la carretera. Una farola derribada. Y nadie a la vista. Ese es el panorama que se ha encontrado la Policía Municipal en la madrugada de este martes 27 de noviembre, en torno a las 00:30 horas, en Arco Ladrillo esquina con Filipinos.

 

Según relatan desde el cuerpo municipal, la patrulla se encontró un Renault Megane cruzado en el asfalto con severos daños. Se había chocado contra una farola, que cayó, y contra los setos que separan los carriles. Ni testigos, ni heridos.

 

Los Bomberos intervinieron para retirar el mobiliario y limpiar el asfalto. Mientras que la Policía sigue a la espera de poder charlar con el propietario del vehículo. No hay ninguna hipótesis con más fuerza que otra, aunque sí reconocen que, al menos en el momento del accidente, no había ninguna denuncia de robo sobre este vehículo.

 

Desde la Policía Municipal recuerdan que el accidentado se enfrenta a una infracción administrativa.