Un centenar de personas protesta frente al banco Popular de Valladolid por el ERE "brutal"

Más de un centenar de personas ha protestado frente a la oficina territoral de Banco Popular en Valladolid en la tercera de las movilizaciones convocadas contra un Expediente de Regulación que consideran "brutal", aunque se observe algún acercamiento entre sindicatos y empresa.

 

El secretario general de UGT Banco Popular en Valladolid, José María Trejo, considera que hay algún acercamiento entre las partes toda vez que la empresa "al principio" estaba "muy cerrada" en sus planteamientos, aunque la próxima semana será la definitiva, dado que el periodo de negociación del ERE finaliza el día 6.

 

Así, los días "fuertes" serán el jueves y viernes, días 3 y 4 de noviembre, por lo que el responsable de UGT no descarta que se convoque una nueva movilización el próximo día 3.

 

Trejo ha explicado que se han producido "pequeños avances" en la negociación, ya que el número de despidos se ha rebajado de 2.894 empleados a 2.592, todo ello de una plantilla de 12.900, y además se han incrementado en un 5 por ciento las cuantías con las que se dotarán las prejubilaciones, aunque son "despidos", ha aclarado el sindicalista.

 

Así, la empresa plantea un 80 por ciento del salario "neto" para los prejubilados de 59 años frente al 75 por ciento que ofrecía inicialmente, tanto por ciento que se ha elevado del 70 al 75 y del 65 al 70 para los tramos de edad de 58 y 57 años, respectivamente.

 

Sin embargo, la diferencia entre el cálculo sobre el "neto" y el "bruto" es una de las cuestiones en las que difieren las partes, ha explicado Trejo, quien también ha incidido en que el número de personas que saldrán de la empresa se ha reducido en 302, "curiosamente" el mismo número que oficinas tiene el Banco. En este sentido, ha concretado que en algunas de ellas se iba a rebajar plantilla, como en Tordesillas (Valladolid), y al final no será así.

 

Según los sindicatos, unas 240 personas del Grupo --que incluye a Citybank y Pastor-- se verán afectadas en Castilla y León, lo que supone del 27 por ciento de la plantilla.

 

Las provincias más afectadas son León y Valladolid, ya que en la primera se van a cerrar cuatro oficinas con 15 empleados y se va a llevar oficina regional que existe en esta provincia a Oviedo, por lo que hay casi 50 afectados, mientras que en la segunda se cierra la delegación territorial para su desplazamiento a Madrid, lo que se suma a cuatro cierres que en total suman 88 trabajadores afectados.

 

En Valladolid ya se ha producido algún cierre como el de la oficina ubicada en Parque Alameda y el día 11 se prevé Bajada Libertad y Cerrada.

Noticias relacionadas