Un centenar de militares pide en Valladolid la derogación de la Ley que permite despidos a los 45 años

PSOE SALAMANCA

Consideran que es "injusta y descriminatoria" ya que pone a los soldados "en la calle y con un folio en blanco".

Más de un centenar de militares de todo el país ha reivindicado este sábado 16 de junio en Valladolid la derogación de una ley "injusta y discriminatoria" que pone a los soldados "en la calle y con un folio en blanco" el día de "su 45 cumpleaños", al tiempo que ha reclamado al PSOE que "cumpla su palabra" y "paralice" la normativa hasta que la subcomisión de Defensa del Congreso evalúe la situación.

 

Así lo ha señalado, en declaraciones a Europa Press, el portavoz nacional de la Asociación militar '45 sin despidos', Jenner López, y que ha organizado una concentración que ha contado con soldados de País Vasco, Andalucía, Castilla-La Mancha y Madrid, entre otras autonomías.

 

López Escudero ha insistido en que se debe derogar tanto la Ley de Tropa de 2006 y de Carrera Militar de 2007 ya que contemplan la expulsión del cuerpo a los soldados de 45 años. "Hasta ahora, lo único que se cumple de estas leyes es que el día de nuestro 45 cumpleaños nos vemos en la calle con un folio en blanco", ha insistido.

 

Denuncia "incumplimientos" en materia de formación, de convalidación de títulos y de seguimiento una vez que están fuera del ejército, situación que les hace "imposible o muy difícil" poder incorporarse al mercado laboral.

 

Si bien reconocen que reciben una ayuda de algo más de 600 euros, puntualizan que esta "no es contributiva" por lo que denuncian que, al llegar a los 67 años, no podrán acceder a la paga de jubilación.

 

Los organizadores alertan de que la normativa afectará, hasta 2032, a más de 70.000 militares en todo el país. "Somos el único cuerpo de seguridad del Estado que, a pesar de superar tres concursos de oposición, no tenemos segura nuestra plaza y a los 45 años nos mandan a la calle", puntualiza el coordinador del colectivo en Castilla y León, Saúl Guillermo.

 

El único punto, han denunciado, que se cumple de la ley de 2006 y 2007 es que "nos echan a la calle cuando tenemos 45 años". "No nos reconocen ningún tipo de formación que hagamos durante nuestra carrera militar, no nos ayudan a insertarnos en el mercado laboral, por lo que nos vemos en la calle con 45 años y experiencia 'cero' pese a haber desempeñado, en muchos casos, más de 20 años de profesión", explican para insistir en que, en estas condiciones, "es muy difícil que encontremos un empleo y más a estas edades".

 

La única forma de superar este escollo para la tropa es aprobar la oposición de permanencia, si bien denuncian que se convocan "solo 150 plazas" para más de 70.000 personas, por lo que no da una "solución al problema".

 

Es más, consideran que la ley es una "incongruencia" y que, advierten, esconde "un negocio" ya que se están "externalizando servicios" que podría hacer "perfectamente" efectivos de la tropa "a los que se despide" y que "están llevando a cabo subcontratas" que "son más caras que el mantenimiento de un soldado".

 

De hecho, la asociación cifra en 172.540 euros el coste del despido de un soldado -cobran una asignación mensual por disponibilidad de 618 euros hasta su jubilación-, "una cuantía que pagamos todos los ciudadanos vía impuestos".

 

En este punto, reclaman el derecho a ser reconocidos como "empleados públicos" de la administración de Defensa, en la función militar, mediante la "consolidación" de los empleos y cumpliendo con cuantos requisitos se les exija, dando el tiempo y la formación necesaria para que el que no cumpla los requisitos "tenga la oportunidad de conseguirlo en un tiempo razonable".

 

También exigen que se potencien los mecanismos para permitir una "salida voluntaria" a quienes decidan abandonar las Fuerzas Armadas para ingresar en puestos "de otras administraciones públicas", como Cuerpo Nacional de Policía o Guardia Civil, incentivando esta salidas para que se produzca "un drenaje" en número suficiente para "facilitar un rejuvenecimiento de las escalas".

 

Además, piden que se eliminen "los límites de edad y número máximo de convocatorias" para la promoción interna y que se "pondere la experiencia y trayectorias profesionales", de forma que se garantice el ascenso en la escalera social de aquellos "mejor preparados".

 

También la readmisión de aquellos Reservistas de Especial Disponibilidad, que son todos aquellos militares de más de 45 años que han abandonado el ejército pero que pueden ser reclamados "en cualquier momento" por el Ministerio de Defensa para que vuelvan a incorporarse a filas, así como el reconocimiento "mínimo" de una titulación equivalente a un Grado Medio de Formación Profesional.