Un Bachillerato único en Valladolid

IES Ramón y Cajal.

Tanto el instituto Ramón y Cajal, como el Galileo, ofrecen a sus alumnos una enseñanza en excelencia en idiomas gracias a la colaboración entre el centro, el departamento de filologia inglesa y lenguas modernas de la UVa y la Escuela oficial de idiomas.

Cuando uno llega a los últimos cursos de la Educación Secundaria Obligatoria tiene ante sí una de las decisiones más importantes de su vida, dirimir hacia que rama irán enfocados sus estudios, si bien más a una rama de las ciencias sociales, humanidades, ciencias, arte, etcétera… En ese momento puede que no se tenga claro todavía claro a qué te dedicarás profesionalmente o qué vas a estudiar después, pero esta decisión es un primer paso para ello.

 

La gran mayoría de los centros simplemente ofrecen los llamados bachilleratos de ciencias y letras, aquellas personas que busquen otra rama de especialización deben buscar bien en qué lugar pueden estudiar eso que desean. En Valladolid la oferta de estudios es muy amplia y es posible encontrar  ese tipo de estudios que mejor se adaptan a lo que buscas.

 

En el IES Ramón y Cajal, situado en el barrio de las Delicias, no solo cuentan con una amplia oferta de estudios, con bachillerato, grados medios y superiores, sino que además se han convertido en el uno de los dos centros de Valladolid que han instaurado lo que se denomina ‘Bachillerato de excelencia en idiomas’, gracias a la colaboración que han alcanzado con la Universidad de Valladolid y sus departamentos de Filología inglesa y Lenguas modernas, así como con la Escuela Oficial de Idiomas de Valladolid. Al Ramón y Cajal se le suma el IES Galileo, en el barrio de Pajarillos, como únicos centros en cursar este bachillerato.

 

Gracias a este bachillerato los alumnos amantes de los idiomas y la filología pueden cursar un bachillerato como el resto de personas y además continuar su formación en otras lenguas. “Con estos estudios posibilitamos que se continúe con el bilingüismo que se tiene hasta el último de la ESO sin tener que buscar fórmulas para seguir con ello. Este bachillerato es bueno para los alumnos y, sobre todo, para su futuro”, asegura Hilda Villa, jefa de estudios adjunta del IES Ramón y Cajal.

 

Esta novedosa oferta educacional es el primer año que se cursa, pero ha tenido una gran aceptación por parte del alumnado. Lo especial de este bachillerato es que además de sus estudios generales los alumnos tienen semanalmente dos horas a mayores de inglés, así como la elección de un segundo idioma, bien sea alemán o francés. Al finalizar estos estudios, los alumnos acaban con un nivel B2 en inglés y un B1 en cualquiera de los otros idiomas, después de las horas extras y diferentes intercambios lingüísticos con alumnos hablantes de las lenguas estudiadas que impulsa el centro.

 

“Es una oportunidad única que creemos que los vallisoletanos deben conocer y valorar, porque aquellos que realizan este bachillerato tienen un acercamiento directo con el posterior mundo de la universidad gracias a la colaboración existente con la UVa”, asegura Villa.

 

Durante los dos años en los que se cursa el bachillerato los alumnos realizarán diferentes talleres con profesores de los departamentos de Filología inglesa y el de Lenguas Modernas de la UVa que les enseñaran, entre otras cosas, a aplicar el método científico en la posterior investigación que harán al finalizar sus estudios.Por lo tanto, los alumnos que cursen este ‘Bachillerato de excelencia en idiomas’ ya habrán comenzado a andar el camino para cuando llegue la hora de realizar el Trabajo Fin de Grado para obtener su título universitario.

 

Actualmente este bachillerato especial tiene tan solo capacidad para 25 alumnos, que este primer año no ha logrado cubrir el cupo, pero a partir del curso que viene, aseguran desde el centro esperan tener las plazas cubierta.Hasta 50 estudiantes vallisoletanos pueden disfurtar de esta modalidad de bachillerato en cualquiera de los dos centros.

 

AMPLIA OFERTA EDUCATIVA 

 

El IES Ramón y Cajal destaca por poseer una amplia y variada oferta educativa. Para aquellos alumnos que realizan el bachillerato científico el centro les ofrece la posibilidad de ampliar conocimientos con dos horas semanales en los laboratorios que posee el instituto, donde se profundizarán en las materias de biología, física y química desde un enfoque eminentemente práctico.

 

Por otro lado desde el centro ya hablan del próximo curso y aseguran que a partir de verano contarán con una escuela de música gracias a la iniciativa de dos exalumnos a raíz de la banda del instituto que ya tiene y así dar un paso más en la enseñanza. Los más pequeños que se acerquen a la misma aprenderán sobre música a través de juegos y a partir de ahí los siguientes recibirán una enseñanza de cada instrumento por profesores especializados en la materia. Los más mayores, los que ya tienen una verdadera pasión por la música y no han tenido la ocasión, se les abre esta puerta para que puedan adentrarse en el mundo.

 

El plazo de matrícula se espera que se abra a partir del mes de abril. La escuela estará abierta a partir de los niños de cuatro años y no habrá límite de edad; todo aquel al que le guste la música será bien recibido y recibirá una educación a la carta por personas a las que les gusta tanto la música como a ellos.