Un ataque de oídio pone en alerta a las plantaciones de D.O. Rueda

Asaja Valladolid ha avisado al consejo regulador sobre la enfermedad para mantener los parámetros de calidad que identifican estos vinos. 

Los viticultores de la DO Rueda están padeciendo un severo ataque de oídio en sus plantaciones. Desde Asaja Valladolid, han puesto en conocimiento del Consejo Regulador la conveniencia de controlar las parcelas de los diferentes municipios afectados por esta enfermedad. Recordamos que una vendimia con parcelas afectadas por oídio repercutirá en una elaboración de vinos con una deficiente calidad. 

 

Una de las misiones de los técnicos del Consejo Regulador es inspeccionar la sanidad vegetal de las viñas. Cuando las parcelas están atacadas por oídio y no se pone remedio, puede ser motivo de descalificación. 

 

Asaja Valladolid achaca esta situación a la relajación por parte de algunos viticultores en aplicar una praxis correcta en cuestiones de sanidad vegetal a causa de una previsión de precios bajos de la uva.

 

"Si queremos mantener los parámetros de calidad que identifican los vinos bajo DO Rueda se tiene que empezar por garantizar la sanidad vegetal de las viñas", aseguran desde la asociación.