Un asesor del gobierno japonés imparte una conferencia en la UVa sobre el tratado de libre comercio entre la UE y su país

Ken Hashiba

El acuerdo beneficia a las empresas europeas al eliminar el 99 por ciento de los aranceles que deben pagar en las aduanas japonesas.

El consejero jefe de investigación del Instituto para la Paz de Nakasone (NPI) y asesor del ministerio de Asuntos Exteriores de Japón sobre relaciones internacionales con la UE, Ken Hashiba, impartirá este martes en el aula magna de la Facultad de Comercio de la UVA la conferencia 'Los nuevos acuerdos entre viejos amigos: Europa, España y Japón'.

 

El encuentro ha sido organizado por el Centro de Estudios de Asia de la Universidad de Valladolid (CEA) en colaboración con la embajada de Japón en España y la Facultad de Comercio de Valladolid dentro del XIII Ciclo de Conferencias sobre Economías y Sociedades de Australasia.

 

El pasado mes de febrero entró en vigor el Acuerdo de Libre Comercio entre la Unión Europea y Japón, también conocido como Acuerdo de Asociación Económica o EPA (Economic Partnership Agreement), con el que se abren grandes oportunidades para el comercio y la inversión y como consecuencia se prevé un crecimiento económico inclusivo importante en ambas regiones que se traducirá en un crecimiento del empleo.

 

El Acuerdo beneficia a las empresas europeas al eliminar el 99 por ciento de los aranceles que deben pagar en las aduanas japonesas. La mayoría de los derechos de aduana (91 por ciento) se han eliminado con la entrada en vigor del Acuerdo para productos químicos, textiles y confección, metales, cerámica y vidrio, plásticos y vinos.

 

Por su parte, los exportadores europeos se benefician de las concesiones hechas por Japón en productos muy sensibles como vacuno, porcino, quesos y otros productos lácteos, malta, cebada, almidón y trigo.

 

La eliminación de estos derechos aduaneros por parte de Japón podría suponer para las empresas de la UE un ahorro de 1.000 millones de euros al año, con un aumento anual previsto de las exportaciones de más del 13 pro ciento (unos 13.000 millones de euros anuales).

 

Por sectores, los más beneficiados por la reducción arancelaria son el sector del vino o el sector del cuero y calzado, debido a los elevados aranceles que se pagaban hasta la entrada en vigor del Acuerdo.

Noticias relacionadas