Un año y nueve meses de prisión para el joven que ocultó la droga en sus genitales en Valladolid
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Un año y nueve meses de prisión para el joven que ocultó la droga en sus genitales en Valladolid

El 'camello', que fue detenido en diciembre de 2016 por agentes de la Policía Nacional, llevaba encima pequeñas bolsas con marihuana, anfetamina y MDMA.

La Audiencia de Valladolid ha condenado este jueves a un año y nueve meses de prisión al joven J.M.M, quien en diciembre de 2016 fue detenido por la Policía Nacional cuando pretendía realizar un pase de droga en la vía pública y que, al verse sorprendido, escondió en sus genitales la mercancía.

 

El fiscal solicitaba para el encausado un total de cinco años de cárcel por delitos contra la salud pública, resistencia y lesiones sobre un agente, aunque un acuerdo alcanzado minutos antes de comenzar el juicio ha permitido a J.M.M. una reducción de la condena a un año y nueves meses de privación de libertad y al pago de sendas multas por importe de 170 y 180 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

Además, en concepto de responsabilidad civil, el joven deberá indemnizar al agente lesionado con 150 euros y al Sacyl con otra cantidad por los gastos de asistencia al funcionario y cuyo importe se acordará en ejecución de sentencia.

 

La conformidad obtenida por el 'camello' evitará que éste ingrese en prisión, ya que su letrado ha solicitado la suspensión de la ejecución de la condena y, casi con toda probabilidad, será aceptado por la Sala. Sin embargo, el procesado no podrá volver a delinquir durante los próximos cinco años, ya que en caso contrario cumplirá íntegramente el año y nueve meses ahora asumido.

 

El aludido fue interceptado sobre las 08.20 horas del día 17 de diciembre de 2016 en la calle Chancillería cuando se hallaba junto al conductor de un turismo en actitud sospechosa. Al percatarse de la presencia policial, J.M.M. abandonó el lugar y se escondió algo en los genitales, aunque fue detenido a los pocos metros.

 

Cuando los policías le requirieron para que mostrara lo que había ocultado, el acusado comenzó a hacer aspavientos y respondió con manotazos y codazos que alcanzaron a uno de los funcionarios, que sufrió lesiones en las manos.

 

En el posterior cacheo, los agentes ocuparon al detenido en distintos bolsillos de la cazadora y el pantalón bolsitas autocierre y huevos de plástico de color verde y amarillo con distintas sustancias, entre marihuana, anfetamina y MDMA. El objeto que se había ocultado en sus partes íntimas era un huevo de plástico de color blanco que contenía cinco envoltorios con 3 gramos de MDMA.

Noticias relacionadas