Un accidente provocado por un jabalí a las afueras de Sardón se salda con cuatro heridos y el animal muerto

El jabalí, en el suelo tras el impacto. TRIBUNA

El suceso ocurrió en la noche del domingo, cuando un turismo golpeó al mamífero y chocó contra otro vehículo que venía dirección contraria.

Un accidente sobre las 21:10 horas del pasado domingo dejó cuatro heridos leves en el kilómetro 337 de la N-122, cerca de Sardón de Duero. Pero no fue el típico suceso de una colisión entre dos vehículos, que la hubo, sino uno provocado por un jabalí, quien terminó muerto en el lugar.

 

Un turismo se dirigía a la localidad vallisoletana y chocó contra el animal, que acabó en el suelo malherido. El conductor perdió el control del vehículo y colisionó contra otro que iba dirección Valladolid. “De repente desaparecieron las luces del otro coche y sentimos el impacto, explicó a este periódico uno de los heridos, que viajaba en el segundo turismo.

 

El choque pudo terminar en tragedia, pero el vehículo que golpeó al jabalí se empotró con el lateral del otro. Eso sí, según relató, el coche de este quedó “destrozado” por el doble impacto. Tras el susto, fueron los propios implicados en el accidente quienes alertaron a emergencias, aunque no fue hasta las 21:50 horas cuando llegó una ambulancia. “Estábamos cuatro personas heridas y vino una ambulancia sin médico, por lo que no pudieron trasladarnos a todos en la misma”, lamentó.

 

Mientras, la Guardia Civil no apareció por el lugar hasta las 22:10; es decir, una hora después del accidente. Dos familiares que vinieron a socorrernos tuvieron que regular el tráfico todo ese tiempo. De hecho, llegó antes mi grúa”, aseguró el herido.

 

Finalmente, según explicaron los servicios de emergencias, los lesionados que viajaban en el coche que impactó con el jabalí -un varón de 32 años y una mujer de 30- fueron trasladados al Hospital Río Hortega de Valladolid; mientras que a los otros dos heridos -un hombre de 33 años y una mujer de 29, los ocupantes del otro turismo- los llevaron al Hospital Clínico de la capital, donde también atendieron a su hijo de 2 años para cerciorarse de que no sufrió daños.

 

Por otro lado, el animal, que quedó malherido junto a los dos vehículos, “se movió” y finalmente terminó muerto cerca del lugar de los hechos, según explicaron testigos presenciales.

Noticias relacionadas