Un 35% de los ciudadanos de Valladolid son bebedores de riesgo, según alertan asociaciones especializadas

Imagen de la Asociación ARVA en Valladolid.

Cada vez son más los jóvenes que caen en el alcoholismo ya que la media de edad a la que se empieza a consumir alcohol está entre los 12 y 13 años. Tribuna entrevista a las dos asociaciones especializadas en Valladolid: ARVA y Alcóholicos Anónimos.

El día 15 de noviembre se celebra el Día Mundial Sin Alcohol establecido por la Organización Mundial de la Salud. Durante la jornada se realizan numerosas actividades, iniciativas y proyectos para concienciar a los ciudadanos de las graves consecuencias que puede tener el consumo excesivo de alcohol

 

Son muchas las organizaciones que ayudan a las personas que tienen una fuerte dependencia del alcohol. En Valladolid Alcohólicos Anónimos y la asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Valladolid (ARVA) luchan para que cada día estas personas puedan volver a tener una vida saludable y segura.

 

Alcohólicos Anónimos se creó en 1935 en Estados Unidos y fue en Valladolid, la ciudad en la que se abrieron los primeros centros. Estas comunidades desaparecieron y concretamente en 1997 se rehabilitaron, teniendo el grupo 97 en Plaza España y el grupo Pisuerga en el Centro Cívico de Arturo Eyries.

 

Miguel Ángel, miembro de Alcohólicos Anónimos en Valladolid, ha explicado que la asociación ayuda, durante todos los días de la semana, a las personas que tienen problemas con el alcohol y quieren dejarlo. “Tratamos de dar a los alcohólicos fortaleza para que no beban o la esperanza de que pueden conseguirlo”, ha contado.

 

Alcohólicos Anónimos en Valladolid realiza reuniones abiertas para familiares y alcohólicos una vez al mes en cada grupo, y el resto de la semana se llevan a cabo tres reuniones en Plaza España y otras dos en Arturo Eyries “donde acuden los enfermos a compartir su propia experiencia”, ha dicho Miguel Ángel, quien ha destacado que están abiertos a todo el mundo, “somos un conjunto de hombres y mujeres que combatimos la misma enfermedad”.

 

Por otro lado, Julián Rodríguez Peña, presidente de ARVA (Alcohólicos Rehabilitados de Valladolid) ha contado que su asociación “lleva 44 años luchando por la vida en Valladolid, rehabilitando y recuperando personas para la sociedad”.

 

“Hay vida después del alcohol, y es muy distinta”, ha señalado Rodríguez. Cualquier persona mayor de edad puede acudir a esta asociación que está compuesta por 300 socios, divididos en grupos de 20 aproximadamente.

 

“Actualmente el número de personas con esta enfermedad permanece estable, con diferencias mínimas”, ha contado el presidente de ARVA, quien ha revelado que el porcentaje de bebedores de riesgo en Valladolid es del 35% aproximadamente.

 

Cada vez son más los jóvenes que caen en esta enfermedad. La media de edad a la que se empieza a consumir alcohol está entre los 12 y 13 años. “La forma de beber ha cambiado, se bebe más cantidad en menos tiempo por lo cual la dependencia necesita menos tiempo para desarrollarse, ha explicado Rodríguez.

 

“Es difícil que el individuo con dependencia del alcohol acuda a estos grupos de ayuda pero la familia, los amigos y su entorno lo detecta”, ha señalado Rodríguez. “Cuando una persona no es capaz de hacer frente a la vida diaria sin consumir alcohol, entonces tiene un problema y debería acudir a este tipo de ayudas”.