Un 0,04% de la población de la provincia de Valladolid tiene el coronavirus de manera confirmada

Los 241 casos que ha hecho oficiales por el momento la Consejería de Sanidad suponen un 0,0462% de las algo más de 520.000 personas censadas

Son datos que hay que coger con pinzas debido al alto grado de contagio con el que cuenta el coronavirus y teniendo en cuenta que los últimos datos del INE respecto a Valladolid son de enero de 2019, pero ahora mismo puede decirse que un 0,04% de la población censada tiene coronavirus en la provincia. Una cifra que, lógicamente, se verá rápidamente incrementada pese al Estado de Alarma y a las continuas medidas y recomendaciones del Ministerio y de la Junta de Castilla y León.

 

La ecuación es sencilla. La consejera de Sanidad, Verónica Casado, informó este sábado tal y como suele hacer de manera diaria el organismo regional de que Valladolid ha alcanzado las 241 personas con coronavirus en su organismo. Se trata de números en realidad ficticios, porque el Ministerio, a nivel nacional, también ha hecho público que se estima que hay 8.000 infectados más que por ahora no han acudido a un centro o no se les ha hecho la prueba, de manera que todavía no están registrados.

 

Sea como sea estos 241 casos ya conocidos en Valladolid, y teniendo en cuenta los 520.801 habitantes que registra el INE para la provincia, supone un porcentaje de un 0,0462% para la población con esta enfermedad importada de China.

 

Sobra decir que este número durará poco tiempo, como casi todo lo que tiene que ver estos días con el coronavirus. La consejera Casado, precisamente en su rueda de prensa de este sábado, ya ha pedido a los gerentes de los hospitales de Castilla y León que se preparen para un crecimiento todavía más exponencial. En otras palabras, que se preparen para una curva que seguirá al alza.
 

Todas las medidas a tomar son pocas en estos centros sanitarios. Camas preparadas, tener contabilizados los lugares, servicios y sistemas sanitarios y no sanitarios con los que se cuenta. Casado ha insistido que a través de los planes de contingencia se valorará la capacidad que tienen los hospitales, que en la actualidad no están ni mucho menos ocupados en su totalidad, y se tendrán en cuenta otros recursos públicos o privados que se pueden usar aunque a día de hoy hay "camas suficientes".