Tropiezo del Real Valladolid Baloncesto en Burgos
Cyl dots mini

Tropiezo del Real Valladolid Baloncesto en Burgos

El conjunto de Hugo López cayó en la cancha del UBU Tizona en un partido que se decidió a cara o cruz en las posesiones finales.

Tercera derrota de la temporada para un Clínica Sur-Aspasia RVB que cayó en el último segundo en la cancha del UBU Tizona. Los pupilos de Hugo López, después de sobreponerse a un frío inicio, dominaron durante gran parte de la contienda, aunque no fueron capaces de cerrar el partido en las posesiones críticas. Una canasta del local Ayoze Alonso a falta de un segundo y medio supuso el 92-91 definitivo que los blanquivioleta no pudieron romper a la desesperada. Los vallisoletanos, así, ponen fin a la primera vuelta con un balance de cinco triunfos y tres tropiezos.

 

Los blanquivioleta, en El Plantío con público en las gradas, tuvieron que remar desde un inicio y sufriron desde que se lanzó la bola al aire. UBU Tizona firmó una gran puesta en escena y aprovechó su acierto desde la larga distancia para hacerse con las primeras rentas del partido (11-4). El Clínica Sur-Aspasia, a remolque, sufría con los triples de los burgaleses, pero fue ajustando defensivamente con el paso de los minutos y poco a poco a fueron fraguando la remontada.

 

Con la segunda unidad en pista, incluyendo a Jaan Puidet en su puesta de largo, los de Hugo López mejoraron y pasaron de tener máxima en contra (21-10) a remontar y dilapidar toda la desventaja después de un tiempo muerto visitante. Ya a tiro de los azulones, los vallisoletanos salvaron los muebles y cerraron 29-26 el periodo inaugural.

 

La inercia positiva de las ardillas no se quedó ahí y continuó yendo a más merced al liderazo de un Melwin Pantzar inconmensurable en todos los aspectos del juego (19 de valoración en la primera mitad). El base sueco se hizo con las riendas del equipo y comandó a los visitantes hacia su primera ventaja (33-34) que, desde entonces, no hizo más que aumentar.

 

El Clínica Sur-Aspasia se desfondó en defensa (29 puntos en contra en el primer cuarto por los 13 del segundo) y el acierto de los locales disminuyó, lo que permitió a los vallisoletanos sumar al contraataque y encontrar buenas situaciones de tiros. Y con ese marco favorable y un gran trabajo colectivo, los blanquivioleta continuaron creciendo hasta alcanzar el descanso con máxima a su favor (42-58).

 

CARA O CRUZ


Superado el dominio inicial de los de Lluís Riera, el RV Baloncesto regresó de los vestuarios con una buena versión para resistir los conatos de remontada de los locales. Y lo consiguió durante gran parte del cuarto. Hugo López y su Clínica Sur-Aspasia enfriaron el ritmo del partido y mantuvieron a raya al UBU Tizona, aunque los azulones se estiraron en la recta final del cuarto. De hecho, después de muchos minutos, los locales bajaron de la brecha de los diez puntos y tensaron la cuerda hasta el 67-72 que precedía al último asalto.

 

Con solo diez minutos restantes, comenzaba un nuevo partido para el Clínica Sur-Aspasia y tocaba encomendarse a la experiencia en las jugadas críticas. Y por momentos se mantuvo el dominio pucelano (70-76), hasta que dos triples consecutivos del ex NBA Kris Joseph revirtieron la dinámica del partido (76-76).

 

Los burgaleses pusieron las tablas momentáneas y Hugo López apostó por jugar con Nacho Martín y Sergio de la Fuente en los últimos minutos, apuesta que sirvió para defender la renta hasta las posesiones finales. Una gran canasta del ‘11’, de hecho, sirvió para poner el 85-89 a falta de un minuto, pero otro triple a tabla de Kris Joseph volvía a apretar las tornas y mantener el partido muy vivo. Dos nuevos tiros libres del ala-pívot vallisoletano supusieron el 90-91 que imperaba con solo seis segundos por disputarse, pero Ayoze Alonso se coló hasta la cocina blanquivioleta y anotó el definitivo 92-91 que otorgaba la victoria a los locales. Con segundo y medio todavía en el crono, los visitantes lo intentaron a la desesperada, pero el lanzamiento, muy forzado y casi imposible, no se coló en el aro y sentenció el encuentro en El Plantío.