Triunfo rotundo de Joselillo que corta tres orejas ante un imponente encierro de Cuadri en Cortegana
Tribuna mini Saltar publicidad
800x800 file
Cyl dots mini
Poste izquierdo file

Triunfo rotundo de Joselillo que corta tres orejas ante un imponente encierro de Cuadri en Cortegana

Joselillo en su triunfal salida a hombros por la Puerta Grande de Cortegana. TRIBUNA

El vallisoletano, dos años después, salió mentalizado e instrumentó dos faenas de mucho mérito y oficio ante dos toros de plaza de primera.

Casi dos años sin vestirse de luces por la pandemia. Pero Joselillo sigue siendo ese aguerrido torero vallisoletano con el suficiente oficio y fe en su toreo como para plantarse en la torista plaza de toros de Cortegana (Huelva) y lidiar un corridón de toros de Cuadri (con presencia de plaza de primera) y lograr un rotundo e incontestable triunfo al cortar tres orejas, por dos excelentes actuaciones. Jesuli de Torrecera se fue de vacío y el mexicano Calita obtuvo un trofeo.

 

TRIBUNA ha podido charlar con el diestro vallisoletano que ha dormido poco. “Duermo peor tras haber toreado que en la noche previa. Doy muchas vueltas a las faenas, suelto la tensión y me vacío por dentro”, confiesa con la sonrisa del que se sabe triunfador. Se las vio cara a cara con dos temidos Cuadri de una presencia descomunal. Desde los inicios se le vio confiado y con el capote pudo saludar con mucha clase al primero, al que instrumentó un buen trasteo. Pinchó pero el público, que llenaba la plaza, valoró el buen hacer del vallisoletano y le pidió con fuerza el trofeo.

 

El segundo, otro tío, había dado mucha guerra por la mañana. Es costumbre en esta zona torista enseñar los ejemplares que se van a lidiar por la tarde, en un acto que conocido como el manifiesto. Pues bien, el astado se emplazó y necesitó más de una hora para ser devuelto a los corrales.

 

Lógicamente eso se notó en el compartimiento del animal. Joselillo tuvo que tragar y consentirle mucho al morlaco. Pero finalmente lo metió en el canasto y logró sacar el fondo que tenía. Faena de mucho mérito y técnica rubricada con una estocada y descabello. Y la afición de Cortegana, muy torista, supo apreciar las virtudes de la lidia del vallisoletano. Dos orejas y triunfo muy importante que puede servir de una doble forma.

 

“Moralmente me ha venido muy bien. Después de tantos meses sin vestirme de luces, con tantos entrenamientos… estoy orgullos de todos los esfuerzos. Además, creo que me puede abrir muchas puertas, porque se sabía lo que iba a lidiar y había mucha gente pendiente”, dice un satisfecho Joselillo, quien este lunes retomará los entrenamientos. La profesionalidad por encima de todo.

 

Comentarios

Álvaro 13/09/2021 13:00 #1
Y a este torero por qué no le ponen en los carteles de Valladolid...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Poste derecho file