Triunfo con remontada en la pista del Metropolitano

El CPLV se ha impuesto esta tarde a domicilio en casa del cuarto clasificado de la Liga Elite por 3-4. Los de Ángel Ruiz tuvieron que remontar un 2-0 adverso

El CPLV ha vuelto a saborear las mieles de la victoria después de imponerse esta tarde en el polideportivo Zorroza de Bilbao al Metropolitano, cuarto clasificado y uno de los conjuntos que mejor hockey estaba practicando hasta el momento -de hecho no había perdido aún en su feudo-. Tras la derrota de la semana pasada ante el líder, el Espanya, los de Ángel Ruiz querían ganar para recuperar sensaciones y, de paso, que no se alejase mucho el primer clasificado. Y lo han hecho con remontada incluida, ya que los vizcaínos se han puesto pronto por delante, hasta el punto de que en el minuto 5 mandaban por 2-0. Pero el cuadro pucelano primero ha empatado antes del descanso y tras él ha completado esa remontada hasta llevarse los tres puntos.

 

De nuevo con el mismo equipo que la semana pasada, es decir sin Nathan Sigmund ni Jose, aunque con menos rotaciones en las líneas, el CPLV se ha topado pronto con esos dos goles del Metropolitano. Ambos del mismo jugador, Stephan Taylor, pichichi del cuadro vasco. El norteamericano ha batido a Jerry Kaukinen en el primer minuto de juego y ha repetido a los 4. Ese 2-0 ha enrabietado a los vallisoletanos, que pronto han acortado distancias, por medio de Jan Vyoral. Con ese 2-1 han pasado los minutos, hasta que en el 16, una clásica combinación entre los júniors de oro de la cantera del CPLV, Mario Díez y Guille Jiménez, ha acabado con el tanto del segundo poniendo las tablas en el marcador.

 

Con 2-2 se ha llegado al descanso. En la reanudación, muchos minutos de tanteo, intentos por ambos bandos pero el marcador no se ha movido hasta la recta final del encuentro. Ahí, el cuadro vallisoletano ha explotado sus prestaciones. Marcos Pérez, ya recuperado de los problemas que le hicieron perderse casi toda la primera vuelta, ha hecho el 2-3 con asistencia de Brett Skibba; y casi tras el saque de centro ha llegado el 2-4, por medio de Mario Díez, con pase de Guille Jiménez, es decir cambiándose los papeles del 2-2.

 

De ahí hasta el final era el momento de guardar el resultado. Y los vallisoletanos lo han hecho. Solo a un minuto del final, el sueco Filip Petterson, el otro goleador de los vascos, ha logrado acortar distancias, sin tiempo para más.

 

El CPLV se coloca segundo, a expensas de lo que haga Castellón en la pista de Rubí esta misma noche.