Traspinedo rinde culto este fin de semana a su "producto estrella" con la XIII Feria 'El sabor de la tierra'

E.P.

Busca consolidar el lechazo como "seña de identidad" del municipio a través de talleres, expositores de artesanos, actuaciones de folclore, menús especiales y el Concurso Popular de Tapas.

La localidad vallisoletana de Traspinedo rinde culto este fin de semana a su "producto estrella" con la XIII edición de la Feria del Pincho de Lechazo y Artesanía 'El sabor de la tierra', que busca consolidar este producto como "seña de identidad" del municipio a través de talleres, expositores de artesanos, actuaciones de folclore, menús especiales y el Concurso Popular de Tapas.

 

Así lo han destacado este lunes el alcalde de la localidad, Javier Fernández; el presidente de la Asociación de Asadores Pincho de Traspinedo, Julio César García, y la diputada de Asistencia y Cooperación a Municipios, Myriam Martín, en el acto de presentación del evento que hasta la anterior edición se denominaba Feria de Gastronomía y Artesanía.

 

Esta cita reconocerá este año la labor de la Asociación de Asadores Pincho de Traspinedo, que durante años ha producido este producto con "mimo" y de "manera exquisita" y que ha realizado una "importante" difusión del mismo por eventos y ferias agroalimentarias en el ámbito regional y nacional, según ha indicado el regidor del municipio en declaraciones recogidas por Europa Press.

 

Con el objetivo de ensalzar este "sabroso" manjar típico y originario de la villa, los mesones Molinero, Asador Carlos, Los Doce Arcos, El Laurel de Baco, Lo Rico de Castilla y Entre Brasas y Sarmiento ofrecerán en el marco del evento menús especiales con el pincho de lechazo como protagonista por un precio de 28 euros.

 

Asimismo, se desarrollará el Concurso Popular de Tapas, en el que los establecimientos anteriores, además del bar La Frontera y de Catering Asadores de Traspinedo, venderán por 2,70 euros su propuesta de pinchos más bebida (agua, vino o cerveza), según ha detallado García, que ha precisado que estas no tienen como requisito incluir el lechazo.

 

De forma paralela, a lo largo de ambas jornadas se acercará al público asistente un "amplio" escaparate artesanal, actuaciones de folclore, teatro de títeres y talleres participativos -de cerámica, cometas, pan, pintacaras o paseos a caballo- para todos los públicos en la plaza del Rollo y la calle Mayor.

 

En la misma zona, cerca de 30 puestos de artesanía, alimentarios o solidarios, como los de Cruz Roja, la Asociación Española Contra el Cáncer o la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, así como el expositor de la Diputación de Valladolid, complementarán el evento.

 

APUESTA POR EL FOLCLORE

 

Por otro lado, en esta edición se "apuesta" por el folclore, la música tradicional y la demostración de oficios artesanos, por lo que se celebrarán muestras de restauración, indumentaria tradicional o talla en madera a cargo de la Federación de Organizaciones Artesanas de Castilla y León (Foacal).

 

A estas actividades se sumarán los conciertos "de calado", como ha subrayado el regidor, del Vanesa Muela el sábado (20.00 horas) y Divertimento Folk el domingo (13.30). Igualmente, en la jornada del sábado actuará el grupo de danza Mies y Barro (12.30 horas) y a lo largo del evento Dulzaineros Villaolid amenizará las actividades a ritmo de dulzaina y tamboril.

 

También con el objetivo de servir de elemento dinamizador e impulsor del turismo y la actividad socioeconómica local, la cita espera una "gran acogida", como en años anteriores, en los que recibió a visitantes de "todos los rincones" y "hasta del extranjero", y prevé la afluencia de más de 10.000 personas.