Tras un Domingo de Ramos caluroso llegará una Semana Santa muy inestable en Valladolid
Tribuna mini Saltar publicidad
Soporte digital tribuna800x800 file
Cyl dots mini

Tras un Domingo de Ramos caluroso llegará una Semana Santa muy inestable en Valladolid

Un cofrade mira la predicción metereológica en su móvil. A MINGUEZA.

El delegado de la Aemet en Castilla y León, Juan Pablo Álvarez, alerta de que entrará una Gota fría a partir del Lunes Santo.

Las temperaturas primaverales y la ausencia de lluvias disfrutadas esta semana podrán tener su punto y final este domingo, festividad de Domingo de Ramos. Y la inestabilidad atmosférica se apoderará de la Semana Santa en toda Castilla y León.

 

El delegado de la Aemet en Castilla y León, Juan Pablo Álvarez, lo ha confirmado. "Hay que estar atentos a ese fenómeno de baja fría, que también se puede llamar dana o gota fría. Sabemos que se producirá a partir del Lunes Santo, pero tenemos que ver hacia dónde avanza. Si lo hace hacia el sur, entra en la Península o se queda en el oeste", explica. "En cualquier caso, la situación es de incertidumbre, de inestabilidad térmica y cualquier perturbación dispararía tormentas", concluye

 

Si hace unos días, todo hacía indicar que la Pasión sería tranquila, meteorológicamente hablando, en las últimas horas muchas páginas y portales web especializados en climatología han alertado a cofrades y visitantes de la posibilidad de chubascos durante los días grandes.

 

La Agencia Estatal de Meteorología, en su página web, solo ofrece información detallada hasta el próximo lunes. El primer fin de semana, será caluroso y seco. El Domingo de Ramos las temperaturas serán casi veraniegas en la capital, con temperaturas de hasta 26 grados, que sin duda ayudarán a la procesión de la Borriquilla a que sea aún más multitudinaria.

 

El lunes, los chubascos podrían llegar a Valladolid, aunque las temperaturas se mantendrían altas. Otras páginas especializadas no se ponen de acuerdo en lo que ocurrirá el resto de la semana, aunque parece que los chubascos también podrían llegar, martes, miércoles y viernes. Las temperaturas bajarán considerablemente en la última parte de la semana de Pasión.

 

Aún habrá que esperar unas jornadas para conocer una predicción mucho más detallada y exacta. De momento, los cofrades ya han comenzado a mirar al cielo.