Tráfico estudia restringir la circulación nocturna y la velocidad a los conductores con 'L'

Formaster Coche en prácticas

La DGT estudia imponer medidas restrictivas de circulación a los conductores noveles para reducir la siniestralidad; ya tienen limitada la tasa de alcohol, pero no hay restricciones de velocidad o para circular de noche. Intentará poner cerco a los conductores que circulan sin carné.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha anunciado este martes 23 de mayo que desde la Dirección General de Tráfico (DGT) se está estudiando imponer "restricciones más estrictas" con respecto al consumo de alcohol en carretera, la conducción nocturna o al límite de velocidad, con el objetivo de reducir y evitar la siniestralidad en las carreteras de conductores jóvenes y, sobre todo, los noveles.

 

Zoido, que ha presidido el pleno del Consejo Superior de Tráfico, Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, ha precisado que esta será una de las 154 líneas de actuación de las que se hablará durante la reunión, en la que se debatirá la revisión de la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 y las reformas legislativas en materia de tráfico. En todo caso, ha especificado que aún no puede dar "demasiado detalle" sobre esta propuesta. "Todo esto habrá que hablarlo, debatirlo y concretarlo", ha asegurado Zoido, que ha añadido que esta medida se implantaría "durante un periodo de tiempo" con el objetivo de introducir así "un sistema gradual en la obtención del permiso de conducción".

 

Actualmente, la tasa máxima de alcohol permitida en conductores es de 0,25 miligramos por litro en aire espirado, para conductores generales, mientras que para conductores noveles es de 0,15 miligramos por litro en aire espirado. En cuanto al límite de velocidad, los noveles, que deben identificarse con la 'L' en el vehículo durante un año, no tienen restricciones, ya que la limitación a circular a un máximo de 80 kilómetros por hora se eliminó en 2011 con la llegada del carné por puntos.

 

Por otro lado, Zoido ha destacado que otras de las acciones que se debatirán y que son "fundamentales", son aquellas dirigidas al impulso y al apoyo a la investigación y a la innovación, ya que, según ha explicado, permitirá complementar las medidas dirigidas a la educación y al comportamiento del conductor con otras de índole tecnológico. En este sentido, valorarán soluciones innovadoras dirigidas a minimizar el riesgo del uso del móvil -sobre todo en el envío de mensajes de texto mientras se va conduciendo-, aquellas dedicadas a la protección de ciclistas, la incorporación de sistemas de seguridad activas para motocicletas, o el desarrollo de nuevos sistemas de detección de drogas en los conductores.

 

 

REVISIÓN DE ESTRATEGIA 2011-2020

 

Otro aspecto a desarrollar durante la reunión, según ha señalado el ministro, es el "control más efectivo del problema de la conducción de vehículos sin permiso", tanto en el caso de que los conductores no hayan obtenido el carné, como en el caso de que se les haya retirado por algún delito.

 

Precisamente, organizaciones de víctimas advirtieron recientemente que la retirada del permiso no impide que la gente siga conduciendo en respuesta al anuncio de Interior de que se retirará el carné que reincidan por alcohol y drogas dos veces en un año.

 

El pleno del Consejo abordará la revisión de la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020, ya que el ministro considera que es "bueno" que se analicen todas las medidas que se contemplan en ella para conocer "qué está funcionando bien, qué no funciona" y qué se puede "incorporar inmediatamente" para mejorarla. Esta revisión servirá como "base" para la Estrategia 2020-2030.

 

 

50 ACCIONES NUEVAS

 

La propuesta de revisión presentada cuenta con 19 áreas temáticas que se desarrollarán en 39 objetivos estratégicos y en 154 acciones, 88 de ellas procedentes de la Estrategia original, 50 nuevas y 16 pendientes de valoración. Respecto a las reformas legislativas, el ministro ha incidido en la necesidad de buscar la participación de todos los colectivos, de modo que la nueva ley sea "un consenso". En este sentido, ha recalcado que hay que "prestar atención" a aquellos sectores globales donde los usuarios son más vulnerables, a los que hay que proteger.

 

Algunos de los aspectos a modificar tanto de la Ley como de los reglamentos que los regulan son la velocidad, tanto en vías urbanas como en interurbanas; los reincidentes en alcohol y drogas; el permiso por puntos (infracciones, cursos, permiso por puntos virtual europeo) la educación vial a lo largo de la vida; la conducción autónoma y seguridad en los vehículos o la nueva movilidad en la ciudad, entre otros.

 

Para llevar a cabo estas reformas, la DGT buscará el consenso de todos los actores implicados. Para ello, se constituirán ocho grupos de trabajo en el seno del Consejo Superior de Tráfico en los que participarán las instituciones o entidades más vinculadas con la materia encargada a cada grupo. Los ocho grupos son: Reincidentes y enfermedades limitativas de la conducción. Alcohol y drogas; Vehículos: conducción autónoma, seguridad de/en vehículos, nueva movilidad motorizada; Nueva movilidad activa. Ciudad. Restricciones medioambientales; Normas de circulación; Permiso por puntos: infracciones y cursos. Nuevas propuestas para mejorar efectividad; Velocidad; Educación vial a lo largo de la vida; y Formación de conductores.

 

Además, la DGT constituirá subcomisiones de educación vial en el seno de las comisiones provinciales de seguridad vial, integradas por las autoridades provinciales y otras entidades vinculadas a la misma. El objetivo es que en esa subcomisión se compartan experiencias, recursos y se atiendan las peculiaridades propias de cada provincia para poder dar soluciones concretas a necesidades específicas.

 

Igualmente, la DGT considera que para alcanzar los indicadores de accidentalidad del Plan Estratégico de Seguridad Vial para el año 2020 es imprescindible colaborar con las entidades locales. Para ello, Tráfico va a poner en marcha un nuevo Convenio bilateral que sustituya al firmado en 2009 con el objetivo de adaptarlo a la Ley Régimen de las Administraciones Públicas. Según informa, dicho convenio implicará una mayor colaboración como la cesión de equipos, la formación de policías o actuaciones en materia de alcohol y drogas entre otras.

 

Zoido ha estado acompañado por el subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera, y el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, entre otras autoridades del Ministerio del Interior, de otros Ministerios y Organismos públicos y privados vinculados con la seguridad vial.