Trabajo remite un escrito a Nutreco para que obre "con cautela" en la resolución de SADA en Valladolid

A. MINGUEZA

Además, advierte a la compañía de que debe fomentar medidas de recolocación para la plantilla que sean reales, "no solo para cubrir el trámite administrativo".

Los responsables de Trabajo en Castilla y León han remitido un escrito a la dirección de Nutreco para que obre "con cautela" en la resolución del Expediente de Extinción de la planta de SADA en Valladolid y advierten a la compañía de que debe fomentar medidas de recolocación para la plantilla que sean reales, "no solo para cubrir el trámite administrativo".

 

Así lo han manifestado este viernes tanto CCOO como UGT en el Comité de Empresa de Sada, quienes se han manifestado, además, "satisfechos" por la postura de Trabajo "de defender la empleabilidad" en el centro de trabajo ubicado en el Camino Viejo de Simancas.

 

Dicha notificación es producto de la reunión mantenida el pasado día 22 de diciembre entre una representación de todos ellos con los dirigentes la Oficina Territorial de Trabajo.

 

Para ambos sindicatos, el apoyo institucional a las demandas del Comité de empresa "plasmado" en la carta remitida a Nutreco "supone un serio toque de atención para que Sada obre de buena fe en todo este Expediente, pues de lo contrario habrá problemas" aunque por el momento la Dirección de Sada "no ha concretado nada, solo ha mostrado buenas intenciones".

 

En la actualidad de los 83 puestos de trabajo con que cuenta la empresa, 68 son los afectados por el Expediente, el resto seguirán en Valladolid como integrantes de la delegación comercial y administrativa de Sada.

 

De los 68 afectados pueden optar a la recolocación 60 por lo que desde el Comité y los sindicatos se pide la recolocación de los 68 "con una garantía de retorno de un año" y si no se adaptan a su nuevo destino los trabajadores podrán regresar y acogerse a las mismas condiciones que se acuerden.

 

Según ambos sindicatos, a día de hoy la empresa ha ofrecido 25 días por año de trabajo con un tope de 14 mensualidades.

 

Desde el Comité de Empresa se pide, además, que cada trabajador recolocado reciba 1.500 euros para gastos de mudanza, y otros 1.500 euros en caso de no adaptarse y tener que regresar a Valladolid. Asimismo, han solicitado una ayuda para el alquiler de 600 euros mensuales durante un año.

 

La empresa no asume estas propuestas y ofrece los 1.500 euros a la ida, no a la vuelta en caso de no adaptarse, y solo 450 euros mensuales de ayuda al alquiler por un año, además de que da tres meses de tiempo para adaptarse a su nuevo destino.

 

En cuanto a las recolocaciones, en estos momentos ocho se irían a la planta de Lugo (Galicia), 22 a la de Lérida (Cataluña), 15 a la de Valencia, nueve a la de Sevilla (Andalucía) y cuatro a la de Santa Cruz de Tenerife (Islas Canarias).

 

El próximo día 4 de enero está prevista una nueva reunión, a las 16:00 horas en la sede de Sada.

 

Otra delegación de la representación sindical ha mantenido un nuevo encuentro en la sede de la Dirección General de Trabajo de la Junta de Castilla y León con la directora general, Amparo Sanz, y el jefe regional de la Inspección de Trabajo, Javier Calderón, a quienes han informado del curso de las negociaciones.

 

Tanto para UGT como CCOO, según se desprende de lo recabado por los respectivos gabinetes jurídicos, laborales y de estudios, la situación de Sada-Nutreco en España "es buena".

Noticias relacionadas