Tordesillas espera, entre luto, al Toro de la Vega

Príncipe saltará a las calles de Tordesillas a las 11 de la mañana. Por segundo año no podrá sera alanceado ni muerto en público.

Tordesillas celebra este martes su segundo Toro de la Vega sin muerte, después del decreto que el pasado año aprobó la Junta de Castilla y León para que el torneo se celebrase sin lancear al toro. El pasado año la localidad vallisoletana ya celebró con la nueva regla su ancestral torneo que cambió de nombre para llamarse el Toro de la Peña.

 

No obstante, Ayuntamiento, pandas y demás sectores implicados en el festejo acordaron que este año se recuperase el nombre originario a pesar de que el torneo, según la nueva Ley, se siga celebrando sin el almacenamiento y la muerte pública del astado.

 

Por si fuera poco, este año Tordesillas estará de luto, tras la muerte de una vecina de 55 años cuando volcó en la Avenida de Portugal uno de los remolques (que hacen las veces de carrozas) de la peña 'El Infierno', una de las más importantes de la localidad. Como consecuencia del accidente las personas que viajaban en la misma han salido despedidas, con el resultado de una mujer de 54 años fallecida, Petra F.

 

Desde el Ayuntamiento de Tordesillas se suspendieron todos los actos hasta que terminara el sepelio, celebrado este lunes a las 18 horas. No obstante, se ha acordado guardar un minuto de silencio antes de la celebración del Toro de Vega.

 

El festejo tendrá lugar este martes 12 (segundo martes del mes de septiembre) a las 11 de la mañana. Príncipe, de la Ganadería Hermanos Sánchez Herrero, un morlaco colorado de cinco años herrado con el número 13 y con peso 630 kilogramos, será el Toro de la Vega del 2017 en la localidad vallisoletana de Tordesillas. El astado saltará desde un cajón, cruzará el puente para adentrarse en La Vega, donde no recibirá muerte, como tradicionalmente era costumbre. Según el programa festivo el festejo durará aproximadamente hora y media.