Tomás Burgos alerta de la “paralización” del proyecto de la oficina de la Seguridad Social en Rondilla

Recreación del nuevo edificio de la Seguridad Social de La Rondilla.

El ex diputado vallisoletano dice que las obras debían haber sido ya licitadas. Por su parte, el concejal Manuel Saravia cree que todo va según lo previsto, una vez que se concedió la licencia de obras.

El exdiputado vallisoletano, Tomás Burgos, hasta hace unos meses Secretario de Estado de la Seguridad Social, ha alertado del que el proyecto del nuevo edificio de la Seguridad Social en el barrio de la Rondilla, ubicado en el solar del antiguo colegio de San Juan de la Cruz, se encuentra “paralizado” y si los trámites “no se agilizan” el edificio podría retrasarse y no estar en funcionamiento en 2020, tal y como se explicó cuando se presentó hace ahora un año.

 

“El proyecto puede peligrar si prosigue la paralización”, alerta Tomás Burgos, quien ha criticado “la pasividad” del Gobierno de Sánchez con muchas de las infraestructuras que están pendientes de ejecutarse: "es lo que courre siempre que entra un Gobierno socialista en este país". “Justo cuando llegó la moción de censura, la Seguridad Social ya había conseguido la licencia de obras por parte del Ayuntamiento y todos los permisos medioambientales, tras un proceso complicado”, recuerda Burgos.

 

“Estábamos a punto de licitar las obras, cuando se produjo la moción de censura al señor Rajoy”. Desde entonces, critica el exdiputado vallisoletano, “no se ha llevado a cabo ningún movimiento”. “Las obras deberían haber sido ya licitadas, para adjudicarse antes de fin de año. Ahora mismo está en el aire la dotación presupuestaria y el propio proyecto como no se ponga remedio”, advierte Tomás Burgos, quien lo tiene claro: “no se ha licitado porque no ha habido voluntad”.

 

Burgos cree que “no tiene sentido que se pueda echar por tierra un proyecto social para un barrio como el de Rondilla, con un proyecto de calidad” y habla de “oportunidad perdida” si finalmente el Gobierno de España no saca de la “parálisis” a este y a “otros muchos proyectos similares”.

 

Por su parte, TRIBUNA se ha puesto en contacto con el concejal de Urbanismo de Valladolid, Manuel Saravia, quien no habla “de paralización” y dice que todo va según lo previsto. Saravia explica que el Ayuntamiento de Valladolid concedió la licencia de obras y desde entonces tienen seis meses de plazo para que comiencen las obras.

 

La nueva oficina integral de la Seguridad Social en el barrio vallisoletano de Rondilla, en el solar del antiguo Colegio de Santa Cruz, tiene prevista una inversión que rondará los 4 millones de euros. Se ubicará en el número 1 de la calle Cardenal Torquemada atenderá a 140.000 ciudadanos desde la Plaza Circular al Barrio España. Y lo hará de una forma integral, es decir el usuario podrá realizar en sus oficinas todos los trámites necesarios relacionados con la Seguridad Social, sin necesidad de desplazarse.

 

Este nuevo edifico de la Seguridad Social en Valladolid consta de dos alturas, tiene una falsa fachada de ladrillo, para respetar la arquitectura de la zona y consta de un aparcamiento de 28 plazas para los 30 empleados que trabajarán en él.