Toma la Palabra califica de "inadmisible" la presencia de tres cargos de Vox de Valladolid en un mitin de Monasterio
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

Toma la Palabra califica de "inadmisible" la presencia de tres cargos de Vox de Valladolid en un mitin de Monasterio

La plataforma recuerda el resto de ciudadanos y ciudadanas de toda Castilla y León no pueden salir sin razones justificadas

 

 

Toma la Palabra califica de “inadmisible, insensatez y falta de responsabilidad” la asistencia de tres cargos de Vox en Valladolid a un mitin de la candidata de esta formación en Madrid, Rocío Monasterio, en la campaña electoral del 4M, tras saltarse el cierre perimetral

 

Así, se refiere, en un comunicado, a los tres cargos públicos de Vox en Valladolid (Mario de Fuentes, alcalde de Barruelo del Valle y diputado provincial; Luis Giménez, concejal en Simancas, y José Ramón Muñoz, concejal en Arroyo de la Encomienda), a los que acusa de incumplir con el cierre perimetral para desplazarse al acto electoral de San Sebastián de los Reyes.

 

Toma la Palabra recuerda que, mientras estos cargos han incumplido la norma, el resto de ciudadanos y ciudadanas de toda Castilla y León no pueden salir sin razones justificadas de la Comunidad. “Este tipo de actuaciones, con las que parecen querer decir que están por encima de la ciudadanía y que las restricciones que esta soporta no se les aplican”, indica.

 

Según esta formación política, la realidad es que su actitud supone un riesgo para la propagación del virus y añade que “lo único que han demostrado es su insensatez y su falta de responsabilidad, de la que deberían ser ejemplo como cargos públicos y como conciudadanos”.

 

Para Toma la Palabra “su imprudencia no queda ahí”, donde se refiere a que en el mitin pudo leerse en una pancarta de Vox Valladolid “Rocío, tienes que ir más días a la SER”, en alusión a lo ocurrido en el debate entre los candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid que dicha emisora celebró el pasado viernes, 23 de abril.

 

Mensajes como este, que respaldan “la deplorable y vergonzosa actitud de Monasterio, suponen claras incitaciones al odio”, indica. Por ello, condenan “profundamente” este tipo de conductas, que “crispan a una sociedad que merece unos representantes públicos que no les falten al respeto de forma tan estrepitosa y lamentable”.