Toma la Palabra afronta el 26M con ''buenas sensaciones'' y recuerdan que ahora ya son ''una realidad''

Fiesta previa a la pegada de carteles de VTLP.

María Sánchez asegura que han demostrado que ''con transparencia y participación'' se puede gobernar bien.

Los integrantes de la candidatura de Valladolid Toma la Palabra (VTLP) reconocen que tras quince días de campaña tienen una "buena sensación" y sienten que sus propuestas y proyecto está siendo apoyado por los ciudadanos además de que se sienten "avalados" por lo que han realizado durante la Legislatura que termina.

 

Así lo han manifestado los ocho primeros miembros de esta candidatura, que encabeza Manuel Saravia, que han comparecido en el último día de campaña para reivindicarse como un equipo con capacidad de Gobierno, para dirigir el Consistorio y asumir la gestión de las competencias municipales y otras que son "impropias".

 

Manuel Saravia ha reconocido que tras recorrer los barrios de la ciudad y reunirse con asociaciones y colectivos la sensación es de que los ciudadanos "aceptan de buen grado" esta candidatura, por lo que se siente "apoyado", a lo que María Sánchez, número 2 en la lista, ha precisado que esta campaña ha sido distinta a la de hace cuatro años "porque los vecinos reconocen la aportación" de esta formación durante estos cuatro años en el equipo de Gobierno.

 

En el mismo sentido se ha manifestado Alberto Bustos, el número 3, quien ha asegurado que la sensación es que los ciudadanos "reconocen la labor de VTLP" a lo que ha añadido que se ha llevado a cabo una campaña "muy centrada en lo local, en los problemas de Valladolid, con propuestas y soluciones" frente a otras formaciones "que han hecho campañas muy planas y hablando muy poco de Valladolid".

 

Por su parte, el cabeza de lista, Manuel Saravia, ha enarbolado los cuatro años de gestión de VTLP en el equipo de Gobierno del Ayuntamiento por lo que atesoran "un bagaje de gestión" que "ayuda a dar credibilidad" a lo que ha realizado esta formación, al tiempo que ha defendido y se ha demostrado "la capacidad de negociación y de llegar a acuerdos".

 

"Las ventajas superan a los inconvenientes porque VTLP nació hace cuatro años y no sabíamos cómo iba a funcionar y cuatro años después se ha demostrado que con transparencia y participación se puede gobernar y gestionar bien", ha subrayado María Sánchez, quien ha concluido al asevera que Valladolid Toma la Palabra era hace cuatro años "una promesa" y hoy es ya "una realidad".