Todos los grupos políticos, excepto Sí Se Puede, pactan las líneas básicas del Presupuesto de Diputación

Los grupos provinciales Popular, Socialista, Valladolid Toma la Palabra (VTLP) y Ciudadanos (C's) -todos excepto Sí se Puede- han suscrito este martes un acuerdo mediante el que fijan las líneas básicas sobre las que el equipo de Gobierno de la Diputación de Valladolid deberá diseñar el proyecto de Presupuesto para el año 2017.

 

El presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, ha presidido la rúbrica de este acuerdo con los portavoces de los grupos firmantes Guzmán Gómez (PP), Teresa López (PSOE), Salvador Arpa (VTLP-IU-Equo) y Pilar Vicente (C's).

 

Los portavoces han manifestado que con el acuerdo se hace patente que la "responsabilidad" y "credibilidad" como representantes públicos les "obligan al diálogo y al acuerdo permanente, y más si cabe en la aprobación del presupuesto anual".

 

En el acuerdo se marca como objetivo que todos "anhelan" ofrecer a los ciudadanos "las respuestas a sus problemas y necesidades de hoy y la esperanza de alcanzar un futuro mejor" para lo que se considera que es el momento de "persistir" en los esfuerzos que se han realizando en los últimos años.

 

La primera de sus líneas básicas se refiere al desarrollo económico y creación de empleo como "esperanza de futuro", para lo que se considera importante "continuar reforzando la política de desarrollo económico, especialmente en aquellos programas que han dado mejores resultados", por lo que se dotará con recursos "suficientes" a los que se refieren a apoyo a los emprendedores, autónomos y a la pequeña empresa, con "especial atención" a los colectivos de desempleados con más de 45 años, mujeres desempleadas y personas con capacidades diferentes.

 

Asimismo, el presupuesto tendrá cabida para la innovación, la investigación y la internacionalización como herramientas para hacer más competitivas a nuestras empresas y permitirlas generar empleo también tendrán cabida en el presupuesto de gasto, según el texto del acuerdo que ha remitido a Europa Press la Diputación.

 

En esta línea, se considera "fundamental" apoyar a los autónomos y pymes del sector agroalimentario en la comercialización de sus productos, por lo que se contempla destinar una partida específica a este fin y se manifiesta la apuesta por el sector de los jóvenes mediante el estudio y la aprobación de programas generadores de empleo destinados a este colectivo.

 

SERVICIOS PARA LOS CIUDADANOS

 

Una segunda línea sobre políticas sociales señala que a pesar del "empeño colectivo" de las administraciones públicas y de los agentes sociales de la provincia, todavía hay muchas personas que padecen con "especial crudeza" las consecuencias de la situación económica, a lo que se suma el envejecimiento progresivo de los habitantes de las zonas rurales, principalmente las más alejadas de los núcleos urbanos.

 

Por ello, el presupuesto 2017 incrementará el nivel de gasto en políticas sociales con respecto al de 2016 y mantendrá el esfuerzo en ayudas de emergencia social, así como con las entidades del tercer sector "para paliar las posibles situaciones de cronificación en la que se ven sumidas muchas familias".

 

Por otro lado, una tercera línea acordada se refiere a la modernización de los municipios, las infraestructuras y los servicios, para lo que los Planes Provinciales bienales aprobados en el año 2016 tendrán su continuación en el ejercicio 2017. "Con ello contribuimos a la reactivación económica y a la creación de empleo", señala el acuerdo.

 

En concreto, las partidas destinadas a inversión en los municipios se incrementarán con respecto a 2016 con programas y políticas específicas de respeto al medio ambiente y se continuará con la apuesta por extender el Plan Provincial de Transporte, consensuado con todos los grupos políticos de la Institución y facilitar así el acceso de los habitantes de las zonas rurales a servicios esenciales como la sanidad y la educación, los mercados, centros de ocio, etcétera, así como por una gestión eficiente en un servicio como el de transporte que tiene un marcado carácter social.

 

También se contempla reforzar la labor de cooperación y asistencia a los municipios de la provincia, para lo que se establece el compromiso de atender las nuevas obligaciones que para los ayuntamientos se derivan de las últimas modificaciones legislativas. Asimismo, se buscarán fórmulas para optimizar el patrimonio provincial.

 

Finalmente, un cuarto punto del documento incide en la necesidad de continuar reclamando a otras instituciones el cumplimiento de determinadas obligaciones. "En especial, entre otras cuestiones, seguiremos reivindicando tanto al gobierno central como al autonómico una financiación local adecuada para los Planes Provinciales de Cooperación y una aportación suficiente paras las políticas sociales que viene desempeñando la Diputación Provincial", se recoge en el texto.