“Todo lo que suponga aglomeración de gente está descartado para la Navidad en Valladolid”

La concejala de Cultura y Turismo del Ayuntamiento, Ana Redondo, asegura en una entrevista para TRIBUNA que se buscarán "todas las alternativas posibles" para Pingüinos y para navidades

No se trata de una situación sencilla. La concejala de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, Ana Redondo, recibe a TRIBUNA en su despacho en el Consistorio consciente de que probablemente sea uno de los peores años para la hostelería y las artes desde hace décadas. Sabe que incluso con todo el trabajo del mundo por medio no será fácil levantar estos dos sectores en la ciudad.

 

Pero de vez en cuando es momento de tomarse un respiro y, por qué no, dar explicaciones de toda la labor que se está realizando. Redondo, nacida en 1966 en Valladolid, está curtida en mil batallas como fueron sus anteriores etapas como procuradora por la provincia en las Cortes de Castilla y León en 2007 y 2011, como vicepresidenta del PSOE de Castilla y León entre 2012 y 2014 o como portavoz del Grupo Socialista de las Cortes en dos etapas entre 2008 y 2011 y desde 2014 a 2015.

 

Pregunta: La cabalgata y Pingüinos en entredicho, según palabras del alcalde. ¿Puede ser el remate del COVID-19  a un año horrible para las actividades culturales o turísticas de Valladolid?

Respuesta: Partimos de la base de que los eventos importantes se van a ver afectados en todas partes, aquí y en Sebastopol. Es verdad que tenemos una máxima y es adaptarse, por eso no hemos dejado de hacer ninguno de los grandes eventos cuando hemos podido, y así seguirá siendo. Las Fiestas se suspendieron porque era imposible mantenerlas, pero se buscaron alternativas viables y seguras a la que la Junta no dio el respaldo. Sé que no van a ser navidades normales y los Pingüinos serán extraños, pero se harán.

 

P: ¿Cuáles son estas alternativas que se están planteando?

R: Hemos tenido una primera reunión con los organizadores de Pingüinos, el club Turismoto, y hemos mirado posibilidades. Probablemente no se pueda utilizar el espacio de la Antigua Hípica como en los últimos años, pero hay que mirarlo. Lo importante es que la celebración sea segura y que quienes vengan puedan mantener actividades de manera presencial y on line cumpliendo con las medidas sanitarias.

 

P: Lo que está claro es que están descartados todos aquellos actos con multitudes, que en realidad son la mayoría.

R: Lo importante es mantener medida de seguridad, mascarillas… etcétera. Con todo eso veremos qué somos capaces de manejar. Que haya grupos pequeños, que no haya acampada, haya hoteles… Iremos barajando con los organizadores, que son gente fantástica con la que veremos las posibilidades. Tienen una actitud positiva y quieren luchar por la ciudad, están volcados con ello, pero habrá que ir viendo.

 

P: ¿En cuanto a la cabalgata y demás actividades de Navidad?

R: Yo tengo la máxima de que el virus no mate la ilusión de los más pequeños. Tenemos un equipo de programación fantástico y veremos. ¿Será una cabalgata distinta? Seguro. ¿Serán unos Reyes Magos diferentes? Seguro también. Pero que los va a haber es un hecho.

 

P: Por cierto que estos días hemos visto las luces colocadas prontísimo respecto a otros años.

R: Sí, se trata de uno de los atractivos para que se mueva la economía y el pequeño comercio. Se trata de uno de los sectores que más ha sufrido. Sin el comercio las ciudades dejarían de ser lo que son y no es lo que queremos, buscamos una economía de proximidad, nada de modelo americano de grandes superficies. Estas luces son necesarias para generar esa afluencia de público al centro. Creo que este año van a ser una sorpresa, porque son una gran apuesta.

 

P: ¿Pero por qué se han colocado casi un mes antes en comparación con otras ocasiones?

R: Creo que las ciudades nos hemos volcado con las cosas que podemos hacer, y las luces son una de ellas. Las empresas han tenido ERTEs y la pandemia va en cascada, afecta a todo el mundo, y si hay menos gente para colocar hay que compensar con más tiempo para poder organizar la colocación. En todo caso también estamos valorando otras cuestiones como la bola que se colocaba en calle Santiago a la altura de Plaza Zorrilla, porque podría generar aglomeraciones y no es lo que queremos, claro. Por eso se descarta también el video mapping que se hizo en la Plaza Mayor el año pasado, todo lo que suponga concentración de gente está descartado para Navidad.

 

P: ¿Y qué actividades pueden sustituir a todo esto en Navidad?

R: Como durante estos meses, trabajamos en dos o tres escenarios, poniéndonos en lo peor y en lo mejor. Dependiendo de cómo se aproximen las fechas y en función del riesgo veremos más o menos actividad, aunque espero que haya suficiente como para mantener la alegría e ilusión de esos días.

 

P: Otro tema, la Seminci que empieza en unos días. ¿Cómo ha sido esta preparación tan peculiar?

R: Durísimos y con muchísimo trabajos. Y gracias al personal y a las empresas que están dentro conseguiremos sacarlo adelante. Cuando se piensa en un espectáculo suele pensarse solo en quienes están encima, pero detrás hay muchísimas personas trabajando. A primeros de año, cuando se empieza a preparar Seminci y teniendo en cuenta que es el 65 aniversario, íbamos a echar el resto pero está siendo difícil. Llegamos a plantear incluso no celebrarlo con las medidas restrictivas que puso la Junta a principios de septiembre, cuando solo podían entrar 25 personas en un teatro. Ahora estando en un tercio solicitamos a la Junta, tal y como hicieron otros festivales como el de Málaga o el de San Sebastián, que se ampliara a 50% el aforo y dijeron que no.

Y la verdad es que no entendemos, porque tenemos rastreadores para pedir DNIs y teléfonos a la gente a la entrada del espectáculo. Ha sido ejemplar la actitud que ha tenido la gente y no ha habido contagios en espacios culturales, y aún sabiéndolo nos han respondido con un Whatsapp diciendo que no. Con toda esta situación estamos a un tercio y vamos a hacerlo lo mejor posible.

 

P: ¿Cuáles van a ser los condicionantes, más allá del aforo?

R: Bueno, hay cosas positivas de todo esto. La más importante es el desarrollo del streaming y de las redes sociales que hemos hecho a raíz de esto. Eso nos abre una puerta de posibilidades interesantes. Ya lo hemos visto en el Concurso de Pinchos que vamos a celebrar en noviembre contra viento y marea. Valladolid es una materia increíble audiovisual y creativa en este sentido, y por eso hemos querido potenciar este avance para que la Seminci pueda verse en todo el mundo.

 

P: ¿Han  hecho o habrá un estudio del impacto económico de todo lo que ha supuesto el Covid en la cultura o el turismo de Valladolid?

R: No, pero el impacto es enorme. No lo podremos saber hasta que hayamos terminado el año y la ejecución de presupuesto nos indique un poco. Hemos hecho un gasto en mantenimiento de actividades y en mantener las actividades culturales, pero el impacto económico y empresarial va a ser enorme.

 

P: Óscar Puente comentó hace poco que se compensaría a los artistas locales, que no se sentirán abandonados. ¿Cómo se hará esto?

R: Son muy distintas en función de la faceta artística de la que hablemos. En Valladolid el teatro es potente, por ejemplo, y hay muchas compañías con mucha producción a nivel nacional. Con las artes escénicas vamos a mantener íntegras las programaciones del LAVA y del Calderón, pese a todo, aun con nivel bajo de aforo. Hace pocos días hemos tenido una reunión para hablar del TAC y probablemente se mueva un poco de fechas pero entre en el circuito nacional e internacional. Creemos que hay que darle esa visibilidad también y se va a trabajar para darle mayor relevancia ya que sabemos que es potente. Más difícil es el tema de la música, porque el sector está muy atomizado y la profesionalización es compleja de detectar, no todos los grupos son profesionales y eso es más difícil de gestionar. Pero no es un sector bien estructurado. Y eso que es uno de los sectores más potentes de todo Valladolid, porque es enormemente creativo, muy impactante y diverso. Pero no tiene formalización y no están bien estructurados, esto lo dificulta. Sea como sea, todo lo que podamos seguir haciendo se va a hacer aunque sea en pequeño formato. Y por último, en cuanto a artes gráficas como pintura o escultura eso no tiene tanta dificultad porque se puede actuar bien. Los museos pueden ir escalonando gente, es menos problemático.

 

P: Cambiamos de tercio. Hostelería y turismo, los grandes azotados en esta crisis sanitaria. Hoteles cerrados, locales con restricciones de aforo. ¿Qué se puede hacer para ayudar a estos sectores tan estratégicos en nuestra economía?

R: Creo que los grandes perjudicados de todo esto, más incluso que la hostelería, son los hoteles. Las medidas que hemos promovido desde el Ayuntamiento han ayudado, como la exención de la tasa de terrazas y a partir de junio se ha remontado un poco. Además el tiempo está siendo benigno por ahora. Con calefactores se van a poder mantener estas terrazas, pero en cuanto a hoteles es que estamos hablando de caídas del 90%. Si la gente no viaja y todo el mundo tiene miedo los hoteles son los grandes perjudicados. La hostelería mal que bien ha seguido hacia adelante y la gente tiene una inercia arraigada a salir y consumir. Aquí lo importante ahora mismo es mantener la imagen de destino, que la gente vea Valladolid y tenga ganas de visitarla, viendo que es turismo de calidad siendo una ciudad amable, abierta y limpia, con una hostelería y cultura potente.

 

P: ¿Dentro del grupo de trabajo Covid del Ayuntamiento se plantea alguna nueva ayuda para hostelería o turismo?

R: Se está trabajando, pero todavía no hay nada concreto. Los movimientos con los terrazas han sido fundamentales, pero hay que tener en cuenta que en el Ayuntamiento trabajamos con recursos muy limitados. En la política nacional en torno a ERTEs se va consiguiendo que el impacto sea algo menor.

 

P: Para terminar, un tema polémico, el del Museo Gabarrón. ¿Cómo se encuentra la situación ahora mismo?

R: Hace ocho meses, en noviembre, nos llega el ofrecimiento de celebrar el 75 aniversario de Naciones Unidas como ciudad que se puede sumar por algunos motivos obvios como que en Valladolid se desarrolló el primer debate serio sobre derechos humanos en 1550. Entonces la controversia se celebra en Valladolid entre detractores y defensores de los derechos de propiedad de los indígenas americanos, ahí la figura de Fray Bartolomé de las Casas destaca de una manera especial y todo el mundo le reconoce como precursor de los derechos. A partir de ahí lógicamente Valladolid se puede sumar. Junto a ese ofrecimiento nos llega otro de la Fundación Gabarrón para hacer una exposición. ¿Por qué Gabarrón? Pues porque parte de su labor artística está conectada a derechos humanos y de Naciones Unidas.

Es un artista con alguna larga trayectoria con cosas positivas y negativas, pero es una persona con vinculación a Valladolid que cumple 75 años y que ha estado a Naciones Unidas. Es decir, una serie de elementos que nos llevan a valorar positivamente. Y ellos se encargan del traslado de las obras, de su seguridad, y no es una exposición que a las arcas municipales le suponga un coste importante. ¿Por qué no vamos a trabajar con ellos? Hay una serie de elementos que justifican esta exposición, y nuestra sorpresa es que desde Patio Herreriano se nos dice que este no es un artista que pueda exponer allí. Cuando preguntamos por qué nos dicen que porque no, porque ya se le conoce y no vemos razones claras, al menos artísticas. No puedes censurar a un artista por otros motivos que no sean artísticos, no pueden ser jurídicos o éticos. Muchos artistas han tenido polémica detrás y no por ello se les menosprecia. Aquel veto me pareció sectario, infundado, y me sorprendió.

 

**Esta entrevista se complementa con otras dos piezas publicadas anteriormente en Tribuna de Valladolid con declaraciones de la concejala de Cultura y Turismo:

El Teatro Lope de Vega apunta a “una sala Joy Eslava de Madrid” para conciertos en Valladolid

El Ayuntamiento de Valladolid asume que no habrá eventos multitudinarios “hasta junio o julio”

La concejala de Cultura y Turismo del Ayuntamiento, Ana Redondo, en su despacho. JUAN POSTIGO

Comentarios

vallisoletano 19/10/2020 17:12 #1
Cambiáis mucho de ideas en muy poco tiempo No se....

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: