Todo lo que debes saber acerca de los accidentes de tráfico

La OMS considera a los accidente de tráficos como uno de los problemas más relevantes de salud pública en el mundo. Cada año mueren más de 1 millón de personas en el mundo a causa de los accidentes de tráficos. De hecho, es la principal causa de muerta en las personas menores de 40 años. Además, los accidentes tienen un importante impacto social, sanitario y económico.


 

Las campañas de concienciación vial están consiguiendo que el número de accidentes disminuya de forma progresiva en España cada año.

 

Precauciones para evitar tener un accidente de tráfico durante un viaje largo

 

Antes de enfrentarse a un viaje largo conviene tener a punto el coche. El coche necesita una serie de operaciones de mantenimiento que vienen especificadas por el fabricante y solo se pueden realizar en un taller, como el cambio de neumáticos. El coche puede tener todos los extras, pero si las ruedas no se encuentran en buen estado es posible que tengamos un incidente. Los talleres utilizan desmontadoras de ruedas para realizar esta tarea más fácil. Además, las desmontadoras de neumáticos aseguran que el cambio de rueda se está efectuando de forma correcta. Por esto, se recomienda cambiar los neumáticos en tu taller autorizado y que tenga la maquinaría específica para desarrollar dicha función, como por ejemplo una desmontadora de ruedas.

 

Sin embargo, hay algunos elementos que se pueden comprobar de forma visual por los conductores antes de viajar. Por ejemplo, se puede verificar que el nivel del aceite está entre los límites establecidos. Esto es muy importante para asegurar que las partes móviles del motor funcionan de forma correcta. También es interesante regular la altura de las luces y comprobar que todas están en buen estado.

 

Los trayectos largos pueden llegar a ser muy agotadores. Por esta razón es importante prestar atención a la sensación de cansancio y fatiga. Estas señales indican al conductor es hora de realizar un descanso y de tomar alguna bebida.

 

Tanto en trayectos largos como cortos, es importante que los niños permanezcan con el cinturón de seguridad puesto. Además, los niños aburridos son un peligro en el interior del vehículo puesto que pueden distraer al conductor. Evite esta situación con juegos para el coche que consigan mantenerles distraídos durante todo el viaje.

 

Los accidentes en coches viejos han aumentado de forma considerable en los últimos años

 

En muchas ocasiones, el mantenimiento no es suficiente para evitar tener un accidente. En España seis de cada diez vehículos tienen más de 10 años. El riesgo de fallecer se multiplica por dos en un accidente con un coche de más de 15 años frente a uno que tenga menos de 5.

 

Si tu coche se encuentra entre los 8 millones que fueron matriculados hace más de 15 años, deberías plantear cambiarlo por uno nuevo. En el mercado hay disponibles coches a muy buen precio y con múltiples características que mejorarán tu seguridad y la de tus acompañantes. Aquí encontrarás las últimas noticias de motor para que puedas comparar diferentes modelos. También podrás conocer los últimos avances en la tecnología del sector del motor.

 

Aunque disminuya el número de posibilidades de sufrir un accidente con un buen mantenimiento del vehículo, es inevitable que por causas ajenas o que no se pueden controlar podamos tener en alguna ocasión un percance en la carretera.

 

¿Qué debo hacer si he tenido un accidente de tráfico?

 

Los accidentes de tráficos más graves pueden dejar importantes secuelas físicas y psicológicas. Además, después de tener un percance toca lidiar con la compañía de seguros. Este proceso se puede prolongar en el tiempo y supondrá más de un quebradero de cabeza, especialmente en los accidentes en los que es necesario interponer algún tipo de reclamación para la rehabilitación.

 

Es por este motivo que ante un accidente de tráfico en el que hemos sufrido algún tipo de lesión, tengamos a nuestra disposición a un profesional experimentado en esta temática, es decir, a un abogado de accidentes. Estos expertos permiten al accidentando realizar la reclamación de forma correcta para obtener la indemnización en el menor tiempo posible.

 

Pasos que hay que seguir para conseguir una indemnización

 

El primer paso que hay que seguir en el caso de sufrir un accidente es contactar con los servicio de emergencias. Si ha acudido al lugar del accidente el personal sanitario, éstos redactarán el correspondiente parte de lesiones con detalle. Si el accidentado decide acudir por cuenta propia a un centro de salud, deberá solicitar el parte de lesiones. La asistencia sanitaria debe ser inmediata para poder demostrar que se han producido lesiones a consecuencia del accidente.

 

Como no siempre el seguro acepta llegar a un acuerdo amistoso, hay ocasiones en las que se va a tener que solicitar una indemnización. Las imágenes y los vídeos serán de utilidad en el procedimiento judicial. También servirán de ayuda los testigos.

 

La indemnización está fijada en unos baremos publicados anualmente por el Gobierno. La cuantía económica se establece en función de diferentes criterios, como por ejemplo la incapacidad temporal por ingreso hospitalario, la incapacidad permanente o el fallecimiento.

 

Los cálculos de la indemnización se realizan aplicando el baremo de tráfico correspondiente al presente año 2017. Lo relevante para la mayoría de los accidentados es conocer qué cantidad recibirá por cada día de baja en función de la gravedad de sus lesiones. Los precios establecidos son: 100 euros para los días muy graves, 75 euros para los días graves, 52 euros para los días moderados y 30 eurosr los días básicos.

 

La cuantificación de las lesiones deberá realizarse al recibir el alta médica. Esto es porque determinadas lesiones aparecen a las horas, es decir, no se manifiestan de forma inmediata tras el accidente. La indemnización por daños físicos o materiales se puede solicitar en un plazo de seis meses desde el momento en que se produjo el percance. En el caso de que haya víctimas, será necesario interponer una demanda judicial.