Todo listo para recibir al Athletic

El Real Valladolid se entrenó este viernes con la única ausencia del internacional Heinz, que sí estará este sábado, y con Larsson y Víctor Pérez aparte, ambos baja para recibir al conjunto vasco.

Casi tres meses han pasado desde que el Real Valladolid cerrara la anterior campaña en Mallorca el 1 de junio, pero este sábado las ganas de fútbol de los vallisoletanos se verán por fin saciadas con el que será el primer encuentro serio de la era JIM, ante el Athletic.

 

Pero antes tocaba el penúltimo entrenamiento antes de tal crucial choque, el de este viernes, en el que la totalidad de la plantilla ha entrenado con total normalidad a excepción del internacional Heinz, que sí estará para el partido, y con Larsson y Víctor Pérez a diferente ritmo que el resto por sus respectivas lesiones, que les hacen ser baja.

 

Se ha tratado de una sesión de entreno normal, de ritmo medio, en la que Juan Ignacio Martínez ha organizado un partido entre tres grupos de jugadores que se iban turnando en el campo, para terminar con la ya clásica sesión de estiramientos.

 

El entrenador también quiso ensayar penaltis, en los que Óscar, Javi Guerra, Alcatraz, Ebert y Bergdich fueron los lanzadores, todos bastante acertados. Después Marc Valiente fue el encargado de atender a los medios y transmitir las sensaciones del vestuario antes de dar el pistoletazo de salida a la Liga.

 

“Teníamos muchas ganas de que comenzara ya lo serio, lo hacemos además ante un rival fuerte y eso motiva aún más. A ver si sacamos los tres primeros puntos y comenzamos con buen pie”, comenzó explicando el central.

 

Bien se sabe de la experiencia pasada que tres puntos en el casillero nada más empezar son un estímulo, como también reconoció el defensa. “Es importante empezar bien, si consigues los tres primeros puntos ya empiezas con confianza. El año pasado fue así y realmente se nota. Este primer partido servirá para tener una toma de contacto con la competición”.

 

Marc Valiente quiso ir más allá y valorar las posibles diferencias entre el juego de Djukic y el de JIM. “Tenemos una idea fija de cómo jugar los partidos y no tiene por qué variar mucho por quien nos dirija. Viene un rival que aprieta muy bien y habrá que luchar, eso está claro”.