Tocar en la calle como forma de financiarse los estudios: así son Cecilia Hutnik y Paula Lorenzo
Cyl dots mini

Tocar en la calle como forma de financiarse los estudios: así son Cecilia Hutnik y Paula Lorenzo

Las jóvenes amenizan a la gente que pase por el Atrio de Santiago con un violonchelo y un violín representando canciones como Pachebel o una versión clásica de La Casa de Papel, entre otras.

La música ha sido siempre una vía de escape de los problemas del día a día para mucha gente. La gran diversidad de géneros ha hecho que cada cual se posicione por una categoría musical diferente. A los músicos, que tienen que financiarse sus instrumentos, tienen que sacarse las castañas del fuego para cambiar cuerdas, o arreglar instrumentos de diversa índole. Es el caso de las jóvenes Cecilia Hutnik y Paula Lorenzo, unas amigas que se conocieron en el conservatorio de Valladolid y que se han lanzado a tocar en la calle "para financiar diversos gastos".

 

"Tocamos en la calle porque es una forma de pasarlo bien, de desconectar de nuestros problemas diarios y, sobre todo, es una forma de acercar la música a todo el mundo que pase por la calle Santiago", alega Cecilia Hutnik, una de las jóvenes músicos. Esta iniciativa les sirve para perder el miedo escénico. "En el mundo clásico hay mucha presión y haciendo esto te sirve para perder el miedo, es una especie de entrenamiento para un futuro", revela su compañera Paula Lorenzo.

 

Tocar en la calle no es una tarea fácil, aunque hacerlo con alguien conocido es "mucho más fácil". "Nosotras hemos estudiado en el conservatorio y nos conocemos de aquí, aunque ahora hemos acabado los estudios en diferentes ciudades, Paula en Salamanca y yo en San Sebastián. Hacer esto nos une aún más y cuando tienes complicidad con alguien lo disfrutas un montón", expresa Hutnik. 

 

Tras varios meses en el dique seco, han vuelto a las calles. "La última vez que tocamos juntas fue en diciembre y ahora hemos vuelto, aunque pararemos este próximo sábado. Nos cuesta cuadrar fechas. Tocaremos por las calles de Valladolid sobre todo en verano, ya que hace mejor tiempo, hay turistas y hacer esto da buena imagen a la ciudad", asevera Lorenzo.

 

La gente se ha volcado con las jóvenes que recaudan un "buen pellizco" para cubrir gastos y financiarse el máster. "Todo lo que ganemos lo invertimos en el cambio de cuerdas, el paso por el lutier, etc y sobre todo para nuestros estudios. Solemos tocar canciones como Pachelbel o versiones de canciones que nos vayan saliendo", finalizan.