'The Farewell', el choque cultural desde las relaciones de una familia china en Seminci

Esta tragicomedia se centra en los lazos que unen a Billi, que emigró junto a sus padres a EEUU cuando era pequeña, y su abuela, Nai Nai, quien vive en China

'The Farewell', segundo largometraje de la realizadora Lulu Wang, analiza el choque cultural a través de las relaciones de una familia china. "Basada en una mentira real", debido a lo autobiográfico de la historia, esta tragicomedia se centra en los lazos que unen a Billi, que emigró junto a sus padres a EEUU cuando era pequeña, y su abuela, Nai Nai, quien vive en China.

 

A pesar de los kilómetros que las separan, la fuerte conexión entre ambas se hace palpable desde el inicio de la película, cuando se revela que Nai Nai padece una enfermedad, por lo que toda la familia regresa a China para arroparla, aunque Billi parece ser la última en saberlo.

 

Sin embargo, su sorpresa será mayor cuando descubra que tanto sus propios padres como el resto de familiares pretenden evitar que asista al reencuentro porque le han ocultado a Nai Nai la gravedad de su dolencia y temen que Billi les delate.

 

De este modo, se perfila un choque cultural entre Oriente y Occidente desde un enfoque íntimo, pues la familia se ve inmersa en el dilema de si Nai Nai debe saber todos los detalles de su situación o si, por el contrario, es mejor que permanezca al margen para ahorrarse el disgusto.

 

Al mismo tiempo, más allá del contraste cultural que plantea el filme, se analizan también las relaciones familiares, el dolor, el temor a la pérdida o el esfuerzo que supone ceder a los designios de otros en pos del bien común y en contra de los propios principios.

 

LA DIRECTORA

 

Lulu Wang es una pianista clásica reconvertida en directora de cine. Nacida en Pekín, criada en Miami y educada en Boston, en 2014 obtuvo la beca de dirección cinematográfica de la Fundación Chaz y Rogert Ebert, en el marco de los premios Film Independent Spirit.

 

También disfrutó de una beca de Dirección Cinematográfica en la edición de 2014 del proyecto Involve patrocinado por Film Independent que le permitió dirigir su ópera prima, 'Posthumous'; y de otra, ya en 2017, encuadrada en la iniciativa Film Two que organiza el Sundance Institute, un programa que apoya a cineastas en la realización de su segundo largometraje y que en su caso le sirvió para rodar 'The Farewell'.