Tertulia Tribuna online: el sector taurino pide ayudas ante una temporada que ya empieza a dar por perdida

El torero Joselillo, el picador Pedro Iturralde, el banderillero Rubén Sánchez, el ganadero Mauricio Gamazo y el empresario Nacho de la Viuda analizan el presente y el futuro de la tauromaquia ante la crisis del coronavirus.

Tribuna Valladolid ha querido conocer cómo la crisis del Covid-19 está afectando al sector taurino, con una temporada que se debería haber iniciado ya y que sus profesionales comienzan a ver con preocupación, incluso algunos dan por perdida. Para ello ha organizado una tertulia virtual con representantes de cada estamento de este sector que anualmente emplea a muchas personas en la provincia y crea mucha riqueza económica.

 

José Miguel Pérez ‘Joselillo’, torero vallisoletano con 14 años de alternativa, cree que el sector cultural, en general, “está esa desatendido” y ha pedido al Gobierno ayudas para la Cultura, en la que está englobada el mundo de los toros, algo que ha reiterado el diestro de Valladolid. Ha recordado que el de los toros es el segundo espectáculo de masas que más IVA reporta en España y ha desmentido que la Fiesta esté subvencionada a nivel estatal. “El Gobierno solo aporta , creo recordar, que 30.000 euros para un premio taurino”. Lleva sin vestirse de luces desde el pasado mes de octubre y desde entonces sin ingresar 

 

Del mundo empresarial, ha estado presente Nacho de la Viuda, gerente de la empresa Tauroemoción que el pasado año gestionó 18 plazas de toros, como la de Burgos, Jaén, Ávila o Huesca. El joven empresario ha dicho que es hora de ver la parte positiva. “Nuestro sector debe sentarse, dialogar y reorganizar el producto para que sea más competitivo. Es hora de dar un paso adelante”, ha dicho. De la Viuda cree que la medida dispuesta para el Gobierno de poder realizar un festejo en el que que cada espectador tenga una distancia de seguridad de nueve metros cuadrados “es inviable”.

 

En este sentido, Pedro Iturralde, picador vallisoletano, ha puesto el ejemplo de Madrid. “Para un espectáculo que en su totalidad depende de la taquilla, en la Plaza de las Ventas, con capacidad para casi 25.000 espectadores, con esta medida solo podrían entrar unos 2.000”. Iturralde es vocal de la Unión Nacional de Picadores y Banderilleros, que hace unas fechas se reunía con el ministro de Cultura. “Le hemos intentado explicar la excepcionalidad de nuestro sector, con unas cotizaciones altísimas. Para que se hagan una idea, en una tarde de toros nosotros cotizamos lo mismo que cualquier persona en 18 días de trabajo”. Dice Iturralde, quien añade que en la última reunión salieron esperanzados y podrían llegar alguna ayuda. “La situación ahora mismo es caótica. Yo llevo sin cobrar un euro desde octubre, cuando acabé la temporada pasada”.

 

Rubén Sánchez es un banderillero vallisoletano que este año debería haber completado su quinta temporada. Asegura entrenar cómo si se fuera a vestir de luces mañana mismo, pero la situación comienza a ser “crítica”. “Parece que cuando se acuerdan de la Cultura, el sector de la tauromaquia es el gran olvidado; nosotros sentimos mucha impotencia y eso que estamos demostrando una paciencia infinita al no recibir ninguna ayuda en este momento”.

 

Completaba el plantel el ganadero vallisoletano Mauricio Gamazo, propietario de la ganadería más antigua de España, la del Raso de Portillo que pasta en el término de Boecillo. En su caso, todos los festejos a los que debería haber llevado ganado “están por el momento suspendidos o en el aire” y no es muy optimista de cara a lo que resta de temporada. Dice que aguantará sus reses hasta otra campaña y que no las llevará al matadero. En este sentido, resalta la tristeza de ver a un animal tan majestuoso morir en un matadero, además de las numerosas pérdidas que acarrea,

 

Ha defendido a ultranza la importancia de la tauromaquia. “No somos un sector cualquiera. Por tradición y a nivel cultural es de los sectores más importantes de España, pero es que además es que es único en el mundo biológicamente o los hábitats naturales. Un sector que deberían cuidar bastante más”.

 

En este debate han surgido muchas ideas, aportaciones y exigencias por parte del sector taurino, que vive –como muchos otros- un momento muy crítico y que tendrá muy difícil trabajar en la temporada 2020. Algunos son más optimistas y creen que al final de la campaña se podrán celebrar algunos festejos, pero otros miran ya con resignación a la temporada 2021.

Pedro Iturralde, Joselillo, Mauricio Gamazo, Rubén Sánchez, Nacho de la Viuda y el periodista José Ángel Gallego.