Teresa López presenta una candidatura continuista para el PSOE de Valladolid

La alcaldesa de Medina del Campo ha hecho ofical su candidatura a las primarias del partido en la ciudad, y ha pedido que se "deje de bichear" una vez elegido el secretario general.

La actual alcaldesa de Medina del Campo y portavoz del PSOE en la Diputación, Teresa López, ha hecho oficial este miércoles 30 de agosto su candidatura a las primarias del partido en Valladolid, en la que propone una dirección "continuista" aunque con ciertos "matices" derivados de su conocimiento del mundo rural y ha pedido que se "deje de bichear" una vez se haya elegido al secretario general.

 

Entre esos "matices", la precandidata ha destacado la necesidad de implicarse más con la ciudadanía, especialmente en aquellos municipios en los que el partido carece de representación, pues quien se "mete en la piel" de sus ciudadanos y en el mantenimiento de sus tradiciones y ciertos aspectos que forman parte de la identidad del municipio termina teniendo su "recompensa". El socialismo, ha resumido, no está reñido con la tradición, algo que debe decirse "alto y claro" y sin ningún "rubor".

 

López ha asegurado, en declaraciones recogidas por Europa Press, que se trata de un día de "muchísima ilusión" para ella, pues tras 32 años en el partido, ha aglutinado un "conocimiento" y una "experiencia" que le "capacitan" para dirigir el partido en los próximos años.

 

En ese futuro cercano, la precandidata quiere un modelo de PSOE "transparente y participativo", en el que un militante suponga un voto y en el que los miembros delegados de los órganos representativos "asuman" la dirección de sus bases.

 

Ante la posibilidad de que el sector crítico presente candidaturas alternativas, la precandidata ha asegurado que le parecería "lógico", pues forma parte del "juego democrático" aunque no se conozca el resultado hasta el día de la votación. Al hilo de esto, ha puesto como ejemplo el fracaso de la candidatura de Susana Díaz, quien no se habría imaginado perder "ni en sus peores sueños".

 

Precisamente en referencia a algunas de las voces de la corriente crítica como la del ex subdelegado del gobierno en Valladolid Cecilio Vadillo, López ha señalado que tuvo con él una "estrecha relación personal", amistad que ya no comparten debido a desavenencias políticas.

 

En caso de que Vadillo presente su candidatura, López ha asegurado que le respetará como rival, aunque parte con el objetivo de "ganar, poder gobernar y sacar adelante sus programas". Sin embargo, también ve necesario aprender que cuando se pierde hay que "dejar de bichear", "ir a muerte" con el secretario general electo y mostrarle "lealtad", algo que Vadillo no presentó en su día, ha apostillado.

 

En cuanto al hecho de aglutinar tres cargos -alcaldesa de Medina del Campo, portavoz del PSOE en la Diputación y secretaria general del partido en la provincia- ha asegurado que no dejaría ninguno de ellos porque si Mariano Rajoy puede ser presidente de su partido y presidente del Gobierno ella también podrá hacerlo y además aprovechará las sinergias de las circunstancias.

 

Por último, ha indicado que cuenta con el apoyo "seguro" de Óscar Puente, quien le hizo creer en ella misma, mientras que Javier Izquierdo le ha pedido "equidistancia", ha concluido.