Tensa espera de la respuesta de la ACB al CB Valladolid para su inscripción definitiva

El Club Baloncesto Valladolid espera la respuesta de la ACB tras enviar ayer el dinero requerido y parte de la documentación. Faltan unos pequeños trámites que deben quedar resueltos el lunes para formalizar de manera definitiva la inscripción del equipo en la Liga.

El Club Baloncesto Valladolid reunió contracorriente el dinero que le solicitaba la ACB para cumplir con uno de los trámites fundamentales antes de cumplimentar su inscripción en la máxima categoría. Faltan otros documentos por cumplimentar y eso ha provocado que la inscripción del equipo en la Liga todavía no sea definitiva. 

 

Este viernes, el club envió alrededor de 100.000 euros y parte de la documentación requerida pero aún restan ciertos matices que deben cumplirse. Entre ellos documentar notarialmente una serie de requisitos que se deben formalizar, forzosamente, el lunes 15. De hecho ya hay cita con el notario y así se ha informado a la ACB. Al mismo tiempo es necesario cumplir con la escritura o contrato de prenda, que es pignorar a favor de la ACB los derechos que tenga el club, entre otras cosas, para el aumento del fundo de garantía salarial.

 

Es decir, que de nuevo con el control cerrado el Club Baloncesto Valladolid trabaja a marchas forzadas para concretar su presencia en la próxima Liga ACB mientras intenta fabricar un enésimo proyecto que ya empieza a levantar sus primeras dudas. El tiempo pasa y al final todo llega al mismo punto: la implicación del Ayuntamiento y su alcalde junto con la Fundación y sus patronos ha sido determinante tanto para conseguir esos 100.000 euros como para encontrar diversos micropatrocinadores mientras la directiva asiste como en un partido de tenis mirando a todos los lados de donde llegan las gestiones sin resolver nada.

 

Esos recelos ya han despertado las primeras preguntas dentro del Ayuntamiento y todo el entorno del club. Pero no va a haber palabras más altas que otras porque el aval de esta nueva directiva llega desde el propio Consistorio y un rechazo público sería como asumir el ridículo pero la realidad está superando los acontecimientos que llevan al mismo tramo de hace unos meses: Ayuntamiento y Fundación Baloncesto Valladolid como soportes del club.

 

Mientras, se revelan diferentes incógnitas de futuro. Con la plantilla administrativa sin cobrar en los últimos meses, ¿planteará el club la contratación de Javier Baró como adjunto a la presidencia con un contrato profesional? ¿Cómo se va a diseñar el proyecto deportivo y, sobre todo, quién lo va a diseñar?

Noticias relacionadas