Telefónica activa el servicio 5G en otras siete localidades de la provincia
Cyl dots mini

Telefónica activa el servicio 5G en otras siete localidades de la provincia

Marisa de Urquía,  en el centro de telefónica.

Después del encendido de Valladolid en octubre, Telefónica suma hoy a su red 5G siete poblaciones más de la provincia: Arroyo de la Encomieda, Cabezón de Pisuerga, Cubillas de Santa Marta, Laguna de Duero, Matapozuelos, Medina del Campo y San Miguel del Pino. 

Telefónica incluirá este jueves a su red 5G siete municipios más de la provincia de Valladolid que se suman a la capital, ya en cobertura desde octubre. Estos municipios son Arroyo de la Encomieda, Cabezón de Pisuerga, Cubillas de Santa Marta, Laguna de Duero, Matapozuelos, Medina del Campo y San Miguel del Pino. La próxima semana se encenderá la quinta generación móvil en Olmedo y Villanueva de los Caballeros, ya en cobertura parcial, cumpliéndose así el compromiso adquirido para 2020. La provincia contará a final de año con 35 nodos activos con cobertura 5G, en un despliegue sin precedentes que beneficiará a aproximadamente el 75% de la población de la provincia.

 

Además, la compañía se prepara para encender en los próximos meses (primer trimestre de 2021) el 5G en otras ocho localidades vallisoletanas que se están definiendo ahora atendiendo a criterios técnicos y de población.

 

La compañía es la única operadora de telecomunicaciones que ha incluido en una primera ola de despliegues 5G todas las capitales de provincia españolas, sin tener en cuenta su tamaño o población, lo que ha beneficiado a Castilla y León, donde habrá un centenar de poblaciones cubiertas antes de que acabe el año, entre ellas algunas de menos de 500 habitantes.

 

Según la directora del territorio Centro de Telefónica, Marisa de Urquía, hay que considerar el 5G como una generación diferente, dando máxima prioridad no sólo al encendido de la red, sino a explorar y desarrollar casos de uso de forma paralela al despliegue de la red y, en estos desarrollos, Castilla y León y Valladolid están jugado un papel muy relevante gracias al centro de Telefónica I+D de Boecillo”.

 

Otro hecho diferencial es que Telefónica apalanca la red móvil 5G en su red de fibra óptica de alta capacidad, de modo que el 5G complementa a la fibra para tener la mejor navegación en movilidad. La combinación de Fibra y 4G (que llega ya al 96% de la población de Castilla y León) o de 5G conforma la mejor red de ultra banda ancha existente.

 

El 5G revolucionará las comunicaciones. En el hogar, los usuarios podrán descargarse una película en segundos, disfrutar de retransmisiones deportivas en directo con una experiencia 360º y visión desde cualquier ángulo como si estuviera en la cancha o en el campo de fútbol. Aquellos que sean aficionados al gaming contarán con una experiencia en movilidad similar a la que les aporta la fibra en el hogar, o sea, sin interrupciones o latencia. Así, el 5G permitirá jugar en el teléfono móvil como si se estuviese en la pantalla del ordenador de casa o en una video consola.

 

Para las empresas, “destacan los servicios de Multiaccess Edge Computing, que ofrecen servicios de ultra baja latencia y una mayor capacidad de cómputo al borde de la red, además de servicios como las redes privadas 5G, el IoT masivo y las comunicaciones críticas, junto a la virtualización de la red, que facilita utilizar los recursos de redes de forma más eficaz en función de las necesidades de los clientes.

 

“Pero el 5G será fundamental también para el desarrollo de la llamada Industria 4.0 “y para todos los servicios relacionados con la Educación o la Salud, abriendo camino, por ejemplo, a operaciones remotas con los mejores cirujanos del mundo independientemente de dónde estén”, asegura de Urquía.

 

PAPEL CLAVE

 

Valladolid ha jugado un papel destacado en el desarrollo de la tecnología Edge Computing, clave para hacer realidad los casos de uso del 5G, a través del Centro de Telefónica I+D de Boecillo. El Edge Computing permite acercar la computación de la nube o los grandes Centros de Datos al borde de la red, es decir a las centrales telefónica, el punto más cercano al cliente. Esto permite aprovechar las 1.000 centrales con fibra óptica de las que dispone actualmente Telefónica y colocar estos recursos en los hogares de los clientes.

 

La principal ventaja de la tecnología Edge Computing es que aumenta la capacidad y velocidad de la red y ahorra tiempo y costes al analizar los datos en tiempo real, algo imprescindible en industrias como salud, finanzas, retail o telecomunicaciones. Una mayor velocidad al analizar los datos mejora los procesos internos y es clave para hacer realidad servicios como el coche conectado, por la reducción de la latencia o tiempo de respuesta.

 

La Junta de Castilla y León ha declarado de Especial Interés para Castilla y León el proyecto “On Edge” de Telefónica I+D, destinado a desarrollar otros casos de uso de esta tecnología, “por su contribución y capacidad para generar actividad de alto valor añadido y empleo de calidad en Castilla y León”.