Tele recogida de basuras a domicilio para personas mayores de Valladolid

El programa del Ayuntamiento, creado expresamente por la situación de coronavirus, cuenta ya con sesenta casas a los que acude un equipo de limpieza para recoger los residuos a la puerta

Nuevo servicio del Ayuntamiento de Valladolid para facilitar la convivencia y el normal desarrollo durante la crisis del coronavirus. Se trata de un programa especial para la recogida de basura para personas con movilidad reducida, o dicho de otra forma, para un gran cupo de personas mayores con edificios sin ascensor que se encuentran confinadas en casa y no pueden bajarla por sí mismas.

 

El servicio, que cumple con todos los protocolos de sanidad para evitar contagios, funciona ya durante tres días a la semana con dos equipos de recogida diferentes. La metodología es sencilla. Un camión hace el pertinente recorrido por la ciudad, dos personas suben al piso en cuestión y el inquilino deja los desperdicios en la puerta. Acto seguido, estos se llevan al centro de tratamiento de residuos, donde se desechan sin que pasen por ningún contacto humano.

 

“Significa, entre los dos equipos, hacer unas 35 recogidas diarias y la gente lo agradece”, asegura Andrés Herguedas, director del Servicio de Limpieza del Ayuntamiento de Valladolid. “La persona deja en la puerta doblemente precintada y los operarios se llevan los residuos a su vez en una tercera bolsa”, incide. Todo ello con la evidente intención de evitar posibles contagios.

 

A día de hoy son cerca de sesenta personas las que ya se han acogido a este programa del Consistorio, una buena medida de emergencia para esta crisis sanitaria, si bien es cierto que no podrá ampliarse mucho más al estar el equipo de limpieza a medio gas para proteger a la plantilla del coronavirus.

 

“Primero lo más importante es cuidar al equipo”, hace ver Herguedas. “A día de hoy la mayoría de los que trabajan lo hacen en tratamiento de residuos, ya que la limpieza viaria es menos necesaria estos días. Mantenemos el compromiso de prestar servicio, pero debe compatibilizarse con no exponernos nosotros mismos ni a la gente”. Sin duda, una muestra de responsabilidad.

JUAN POSTIGO