¿Te has pegado los primeros atracones? Consejos para que la Navidad no te engorde

Foto: EP

La Navidad es la época del año en la que más reuniones familiares y de amigos se producen y, también, en la que más comida se suele ingerir.  Si bien se pueden comer, es necesario racionalizarn y saber cómo comer y cocinar para no engordar.

Por este motivo, diversos expertos han aportado una serie de consejos para no engordar en Navidad y, por ende, cuidar la salud:

 

1. Menús saludables. Se recomienda decantarse por aquellos diseñados a base de verduras y carnes magras, pescados o mariscos. Además, según el Instituto de la Obesidad, es preferible empezar con caldos calientes porque reducen el apetito y preparan al estómago para la digestión.

 

2. Cocinado sencillo y sin sal. La forma de elaboración de los platos más saludable es al vapor, plancha o al horno, utilizando siempre como fuente de grasa el aceite de oliva. Además, es importante no abusar de la sal porque provoca retención de líquidos y aumenta el riesgo de hipertensión, recurriendo al apio, especias o hierbas aromáticas para no restar sabor.

 

3. No saltarse el desayuno. Uno de los grandes errores es suprimir comidas porque se ha ingerido demasiado alimento, si bien esto no evita el aumento de peso ya que hará que la siguiente comida sea más copiosa, lo que provoca que el organismo segregue una dosis de insulina mayor aumentando así el peso.

 

4. Cuidado con los productos 'light'. Y es que, según la SEEN, es mejor disfrutar con moderación el producto original, "sabiendo lo que se hace", que tomar cantidades descontroladas de productos 'light' con la "falsa sensación de seguridad" de que es más sano.

 

5. Masticar despacio. Concentrarse en el plato que se está ingiriendo contribuye a saborear la comida y ser consciente de las cantidades que se están ingiriendo. Comer rápido significa comer más, por lo que masticar con calma cada bocado evita las grandes comilonas y te ayudará a evitar empachos.

 

6. Turrón, sí, pero con moderación. La ingesta de alimentos con alto nivel de azúcares no solo es perjudicial para la relación con la báscula, sino que también lo es para la salud general y bucodental. El control de una dieta saludable, que incluya zumos, frutas, verduras y agua abundante, ayuda a prevenir patologías orales, a lo que hay que añadir una notable reducción de la ingesta de alimentos y bebidas azucaradas, ya que aumentan considerablemente los niveles de ácido que dañan los dientes.

 

7. El agua, siempre en la mesa. Al lado de la copa de vino, cerveza o cualquier bebida alcohólica es necesario que haya un vaso de agua porque ayuda a reducir la ingesta de alcohol y mantenerse sano y más saciado. En este punto, el experto de los laboratorios Cinfa ha recordado la importancia de beber ocho vasos de agua al día para facilitar el tránsito intestinal.

 

8. El alcohol engorda. Los vinos, champán, copas y los licores nunca suelen faltar en los eventos navideños, si bien abusar de ellos supone una ingesta de calorías vacías e inútiles. ste tipo de bebidas producen un aumento de peso y no aportan ningún tipo de nutriente al organismo.

 

9. Realizar ejercicio. Realizar 45 minutos diarios de ejercicio ayudarán a contrarrestar los excesos navideños y reducirán la sensación de apetito.

 

10. La báscula, tu aliada. No hay que obsesionarse con el peso, tampoco conviene perderlo de vista, por lo que es importante pesarse un par de veces durante las fiestas navideñas. El resultado de la báscula te dará una pista de cómo exigente has de ser contigo mismo.