Suspendida la Romería de la Virgen del Carmen de Extramuros de Valladolid del 1 de junio

Imagen de la Romería de la Virgen del Carmen de Extramuros de Valladolid. IGLESIA EN VALLADOLID

En la decisión de la cofradía pesa la "responsabilidad" de evitar que los cofrades y devotos se vean expuestos al peligro que conlleva el coronavirus.

La Cofradía de la Antigua Devoción de Nuestra Señora del Carmen de Extramuros de Valladolid, con motivo de la actual situación generada por la pandemia del coronavirus, ha acordado suspender la Romería de su imagen titular prevista para el próximo día 1 de junio.

 

Así lo ha anunciado este miércoles dicha hermandad, presidida por María Teresa González Torres y José María Santamaría Esteban, a través de un comunicado tras el acuerdo consensuado con el resto de los miembros de la Junta Directiva, suspensión que se hace igualmente extensiva al tradicional Rosario de la Aurora programado para el 31 de mayo, junto con el aplazamiento de la Junta General prevista para el 24 del mismo mes.

 

Y es que en la decisión de la cofradía pesa la "responsabilidad" de evitar que los cofrades y devotos se vean expuestos al peligro que ello conlleva, puesto que con la repercusión y tradición que tiene una romería como ésa para la ciudadanía vallisoletana y de los pueblos de alrededor, no creen poder asegurar las medidas de seguridad.

 

Añade que tampoco pueden exponer a los doce cargadores que portan a la venerada imagen de Ntra. Sra. del Carmen de Extramuros, ni a los seis portadores que portan la imagen de San José, al igual que la multitud de personas que se concentra para realizar el rosario de la aurora y portar a la Virgen del Carmen Niña, ni a los tres grupos de dulzaineros y los tradicionales danzantes, así como a la gran cantidad de personas que pasan la jornada durante todo el día en la campiña.

 

"Con gran dolor por no poder celebrarlos como todos los años, pero con mucho ánimo y confianza en que la Virgen del Carmen y su Esposo San José, protegerán e intercederán por todos los afectados, los difuntos y sus familiares; los sanitarios y agentes de los cuerpos y fuerzas del estado", destaca la hermandad, que añade que en este momento tan difícil para todos y ante la incertidumbre de lo que pueda venir y de cuándo se pueda recuperar la normalidad invita a "unirnos en la oración y confiar en Dios Nuestro Señor".