Stop a las agresiones sexistas en las fiestas de Valladolid
Cyl dots mini

Stop a las agresiones sexistas en las fiestas de Valladolid

Mujeres en contra de la violencia.

Victoria Soto, concejala de Educación e Igualdad, quiere poner de manifiesto que la violencia y las fiestas no son compatibles e instalará medidas durante el festivo de septiembre para reducirlas al máximo posible.

La Concejala de Educación e Igualdad, Victoria Soto, se reunió con los colectivos feministas y los sindicatos de los partidos para fomentar unas fiestas de Valladolid libres de agresiones. Con la campaña 'Contra las agresiones sexistas' se pretende frenar no solamente el ataque a mujeres, sino también a los colectivos más débiles que puedan ser agredidos.

 

Esta campaña que, no solamente quiere aplicarse a las fiestas de septiembre, sino a todas las celebraciones de la localidad, pretende prevenir y concienciar a la ciudadanía. Por ello, se quiere aplicar más líneas de autobuses durante las fiestas para evitar las agresiones y sensibilidad a la población de que los festejos y la violencia no son compatibles.

 

Se van a ampliar los puestos de información con dos mesas tanto en moreras como en la Plaza Mayor a la hora de los conciertos o en los momentos puntuales en los que haya grandes concentraciones de público. De este modo, se pretende que los ciudadanos tengan información suficiente sobre la causa o que se pueda denunciar cualquier tipo de violencia. “Hay que animar a la gente para que denuncie porque no se puede conseguir ningún tipo de agresión”, alegó la Concejala de Igualdad.

 

La Concejala de Educación e Igualdad se reunió también con los hosteleros para que todas las casetas, recintos o comercios que quieran participar pongan un cartel con el lema “no contra las agresiones sexistas”. Los colaboradores, a cambio, recibirán un sello que significará que no están de acuerdo con la violencia contra las mujeres y los colectivos más débiles.

 

“La campaña funcionó bien el año pasado y creemos que este año podrá funcionar”, explicó Soto añadiendo que en las fiestas anteriores solamente hubo tocamientos que fueron frenados en el momento gracias a la policía. Además, aprovechó la ocasión para promocionar el centro de la mujer que se abrirá a principios del próximo mes de octubre en el barrio de Huerta del Rey.