Stiven Plaza se vuelve a lesionar y se cae de la convocatoria del Real Valladolid Promesas frente al Osasuna B

Stiven Plaza controla un balón en un entrenamiento. R.VALLADOLID

La estimación inicial es que esté entre dos y tres semanas alejado de los terrenos de juego

 

El Real Valladolid Promesas visita este domingo (11,30 horas) a Osasuna Promesas en su segundo compromiso liguero, el primero lejos de los Anexos al Estadio José Zorrilla. Tras las buenas sensaciones del debut, saldado con justa victoria (4-1) ante el Izarra, los de Javier Baraja ya saben cuál es el camino para conseguir un buen resultado ante un recién ascendido que, evidentemente, no pondrá las cosas fáciles.

 

Cuando compites con iguales en edad y formación siempre es un partido difícil, más aún fuera de casa. Tienen un juego muy concreto, con dos puntas que nos van a exigir mucho al espacio pero tenemos la esperanza de conseguir un buen resultado y volvernos a casa con los tres puntos”, desea Javier Baraja.

 

El técnico vallisoletano se mostró satisfecho con la actuación en el debut y su intención, como es lógico, es afianzar las prestaciones del equipo también como visitante. “El equipo se presentó con muy buenas sensaciones. Es evidente que no siempre vamos a estar así pero es la línea que venimos trabajando, así que espero mantenerla y a partir de ahí evolucionar en el partido en función de lo que el rival te exige”.

 

Stiven Plaza, baja por lesión


La convocatoria de 19 futbolistas es la siguiente: Samu Pérez, Gaizka Campos, Apa, Raúl Navarro, Morante, Alende, Corral, Jorge Segura, Oriol Rey, Kike Pérez, Víctor García, Zalazar, Doncel, Óscar, Soberón, Castrillejo, Cerro y Miguel. El de Tudela de Duero está citado con el primer equipo para la disputa del partido ante el Levante y después se pondrá a las órdenes de Javier Baraja.

 

Son baja obligada los lesionados Pablo y Stiven Plaza. El ecuatoriano sufrió un pinchazo tras una acción forzada que le desequilibró durante el entrenamiento que el primer equipo celebró el viernes en los Anexos. Las pruebas diagnósticas revelan una lesión muscular grado I-II en el aductor izquierdo y la estimación inicial es que esté entre dos y tres semanas alejado de los terrenos de juego.