Sorpresa en el Ayuntamiento de Valladolid por la renuncia de los taxistas a las ayudas para comprar coches eléctricos

Volverá a lanzar una convocatoria con 190.000 euros a los que podrían acceder particulares.

El concejal de Hacienda y Promoción Económica del Ayuntamiento de Valladolid, Antonio Gato, ha manifestado la "sorpresa" y "decepción" del equipo de Gobierno ya que los taxistas no han acudido a la línea de ayudas para adquisición de coches eléctricos dentro de la convocatoria de Remourban, en la que sí se han adjudicado 214.000 euros para compra de vehículos de transporte y de empresas privadas y a la instalación de postes de recarga.

 

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid, reunida este miércoles en sesión ordinaria bajo la presidencia del alcalde, Óscar Puente, ha aprobado la adjudicación de 24 ayudas para la adquisición de vehículos de transporte y de empresas privadas así como otro bloque para la instalación de postes eléctricos, mientras ha quedado desierta la línea destinada a la compra de taxis eléctricos.

 

Gato ha manifestado la "decepción" del equipo de Gobierno porque la iniciativa Remourban tenía uno de sus pilares en el fomento del vehículo eléctrico y se confiaba en que el sector del autotaxi fuera uno de los que más se podría beneficiar de las ayudas, que pueden llegar a los 8.300 euros y son compatibles con las subvenciones de planes estatales como el Moval, con lo que según el concejal un profesional podría lograr un descuento de más de 13.000 euros sobre el precio del vehículo.

 

El edil socialista ha apuntado que al contactar con representantes del sector del taxi por la ausencia de solicitudes en las ayudas, éstos han explicado que apuestan en mayor medida por los vehículos híbridos ya que consideran que los eléctricos son menos "apetecibles" para el transporte de pasajeros por su menor autonomía y la falta de puntos de recarga.

 

Sin embargo, Gato ha defendido que con esta convocatoria de Remourban se han autorizado instalaciones de nuevos postes de recarga mientras que ya están marcha la renovación y colocación de más puntos de carga "semirrápida" fruto de un acuerdo con Iberdrola que, precisamente, incluye cuatro paradas de taxis.

 

Asimismo, ha destacado que los coches eléctricos suponen, a su juicio, "una oportunidad muy buena en lo económico" para los profesionales y los particulares, ya que se estima que su coste está entre uno y dos euros por cada 100 kilómetros recorridos, mientras que un turismo con propulsión tradicional "no baja de los 5 euros".

 

La presente convocatoria ofrecía un total de 405.000 euros para las tres líneas. En la adquisición de vehículos para transporte y empresas privadas se han adjudicado 23 de las 25 ayudas que se ofrecían, mientras que el apartado de instalación de postes se ha cubierto la mitad de las cantidades disponibles.

 

De esta manera, sumado a lo que ha quedado sin adjudicar para ayudas a la compra de taxi, queda una cantidad de 190.000 euros que, según ha avanzado Antonio Gato se volverá a convocar con la novedad de que podrán solicitarlas particulares que accederían a ellas si no se cubre la totalidad de los fondos con solicitudes de los profesionales.

 

El edil de Hacienda ha recordado que las ayudas conllevan la contraprestación de la obligación de instalar un poste de recarga en el domicilio del beneficiario en el que además se monitorizan las variables de comportamiento del vehículo y la batería durante los dos siguientes años, ya que la Unión Europea, a través de la convocatoria Remourban, quiere "comprobar cómo se comporta un vehículo eléctrico en el uso intensivo en la ciudad".

 

Gato ha explicado que los últimos datos señalan que en la ciudad hay 400 vehículos eléctricos, de los que 214 cuentan con la tarjeta de vehículo eléctrico, con la que, entre otros beneficios, pueden aparcar de manera gratuita en la zona ORA y acceder al centro de la ciudad cuando se encuentra cortado por situaciones de elevada contaminación.

 

El concejal ha destacado que en los últimos años la tasa de adquisición de vehículos eléctricos nuevos supone ya el "4 ó 5 por ciento" del total y va en crecimiento. "Hay que mejorar la autonomía y la red de recarga, por eso el acuerdo con Iberdrola para renovar los puntos", ha detallado.

 

Asimismo, el órgano de gobierno ha dado el visto bueno, también dentro del proyecto Remourban, a la cesión de datos de uso de vehículos eléctricos con movilidad intensiva, servicios de difusión y comunicación, dirigidos a Auto-Taxi, Reparto de Última Milla y Empresas Privadas de alto impacto móvil y de los puntos de recarga de Hoteles, Supermercados, Grandes Superficies y Gasolineras.

 

En otros asuntos abordados en la Junta de Gobierno, en relación con los convenios de colaboración entre el Ayuntamiento de Valladolid y los consistorios de Laguna de Duero y Zaratán para la incorporación de éstos al sistema de saneamiento de las aguas residuales, se ha aprobado el envío de las facturas correspondientes al cuarto trimestre de 2016 y el primero y segundo de 2017.

 

En concreto, el Ayuntamiento de Laguna de Duero abonará 828.595,43 euros en concepto de depuración de las aguas residuales, en tanto que el de Zaratán 157.796,20 euros por el funcionamiento del servicio de depuración de aguas residuales y control de vertidos. Según Antonio Gato, si realizan estos pagos, el Consistorio zaratanero liquidará su deuda pendiente con el Ayuntamiento de la capital, mientras que al de Laguna "todavía le quedaría alguna cantidad".

 

Finalmente, el Área Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras, la Junta de Gobierno ha concedido tres licencias de obras para la instalación de otros tantos ascensores en edificios de las calles Caamaño, Nebrija y Corta.

Noticias relacionadas